Más seguridad para la vejiga debilitada

Mucha risa y entonces el desastre sin embargo esas gotas no deben ser motivo de pánico


El debilitamiento del esfínter de la vejiga, los malos hábitos en beber o posponer reiteradamente ir al baño es a menudo la causa y la solución es un entrenamiento sistemático de la vejiga. Este molesto problema del que casi nadie habla hace gastar mucho dinero en recursos como pañales, protectores de ropa interior y similares así como en preparados médicos bastantes dudosos, el temor a que se súbita pérdida de orina puede transformarse en un penoso suceso público hace que muchas personas evitan la vida social y se encierren.

Las mujeres sufren 3 veces más que los hombres el debilitamiento de la vejiga como consecuencia del embarazo y el parto la musculatura de la base pélvica desciende y presiona con fuerza la vejiga y durante la menopausia el esfínter de la vejiga se debilita cada vez más. 

Sin embargo, como el debilitamiento no es un tema de conversación social casi nadie sabe que una de cada dos mujeres y uno de cada cinco hombres en algún momento de su vida ha sufrido ese problema, muchos tampoco saben que esto no es un destino fatal sino que casi siempre es curable y que con unas cuantas sencillas medidas se puede mejorar notablemente.

Ayuda para todos los casos

Si te sorprende el deseo de orinar en el camino inclínate y haz como si te atarás los zapatos así queda la pelvis más arriba que el corazón y se aligera la presión sobre la vejiga. También llevar en el equipaje de mano ropa interior limpia te dará una sensación de seguridad, una bolsa de plástico sirve para evitar los olores, debes seguir bebiendo 2 litros de líquido pero ajustarse al plan del día tomar menos líquidos antes de las situaciones de tensión, debajo de la cintura lleva telas que respiren y de color oscuro, escoge ropa interior que puedas lavar en agua hirviendo.

Contracción muscular básica

Acuéstate sobre la espalda, ahora al mismo tiempo contraer los músculos delos glúteos y la región pélvica concéntrate además en contraer los músculos de la parte baja del vientre, afloja y procura respirar con regularidad a 5 veces cada ejercicio y repite los tres veces establece un horario acostúmbrate a ir al baño en horas fijas, a levantarte después de desayunar y luego de la comida del mediodía y en la tarde y antes de acostarte o busca un baño cada dos horas o cada 30 minutos después de haber bebido algo.

Es importante que tengas presente que este no es un problema es algo que puede suceder en algún momento, sólo debes acudir al médico y no encerrarte es pensamientos negativos, ya que los mismos no te van ayudar a avanzar y ni muchos menos aceptar la situación. 



Hermilys Fontanive

Hermilys Fontanive

Licenciada en Comunicación Social, mención Publicidad y Relaciones Públicas. Locutora. Asesor(a) en Investigación. Presidente de la Fundación Deportiva y Educativa Somos Más para la Formación y Capacitación (Fundesforca) en Venezuela.

Tambien podes mirar

Internacional

19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Internacional

Semana Mundial del Agua

Internacional

Nacho y Greeicy fueron premiados con un disco de platino

Internacional

Amazonia en llamas