Los juegos tradicionales de Venezuela

¿Cuántos conoces?


Enseña a tus hijos a valorar lo tradicional, y que conozcan que no sólo la tecnología es un medio de distracción, también existen lo que conocemos como juegos tradicionales, que son aquellos juegos típicos de una región o país, que se realizan sin la ayuda o intervención de juguetes tecnológicamente complicados, solo es necesario el empleo de su propio cuerpo o de recursos que se pueden obtener fácilmente de la naturaleza (piedras, ramas, tierra, flores…), u objetos domésticos como botones, hilos, cuerdas, tablas, entre otros.

Los juegos tradicionales le permiten a los niños conocer un poco más acerca de las raíces culturales de su región; contribuyendo a la preservación de la cultura de un país, y en donde quedan resumidas las experiencias colectiva de generaciones, creando un medio bonito de enseñanza en donde el niño se enriquece jugando. Son una fuente de transmisión de conocimiento, tradiciones y cultura de otras épocas; el hecho de reactivarlos implica profundizar en las raíces y poder entender mejor el presente.

Por ello, aquí explicamos algunos de ellos:

La cuchara y el limón

Divertido juego tipo carrera en el que marcando una línea de partida los participantes deben cruzar hasta la meta llevando una cucharilla entre los dientes y en ella un limón, huevo o pelota; al quien se le caiga pierde. Durante la competencia se puede ir aumentando la velocidad o transferir el limón a otro jugador con sumo cuidado.

La perinola

Todo venezolano ha jugado con ella, es un juguete antiguo pero ha logrado mantenerse en el tiempo. Sin embargo; refrescamos tu memoria con un juguete de dos partes, la cabeza- una especie de campana o bolita- y la base, unidas por una pequeña cuerda; se debe encajar el palito en el agujero de la campana sin fallar la mayor cantidad de veces y lo más rápido posible. Esta puede ser fabricada con madera o plástico.

El trompo

Juguete de madera o plástico, con forma semicircular con una punta metálica más alargada, alrededor del cual se enrolla un cordel y luego es lanzando al suelo, esto hace que el trompo gire varias veces rápidamente sobre su punta. ¿Aún tienes uno en casa?

El gato y el ratón

Durante los recreos o fiestas infantiles no era una sorpresa encontrar a un grupo de niños con las manos enlazadas en un círculo protegiendo al “ratón” un jugador que debían evitar que fuera atrapado por el “gato” otro jugador fuera del círculo.

Bolas criollas

Popular juego en el que cada equipo debe colocar la mayor cantidad de bolas del mismo color junto al “Mingo” -una pelota más pequeña- cada equipo tiene 8 bolas por lo que cuenta con 8 oportunidades para “arrimar su bola” y obtener la mayor cantidad de puntos que puedan, desde 0 a 8- en cada set. Este juego es considerado un deporte en el país y tiene gran similitud con juegos europeos como la bocha, anteriormente se realizaban grandes competiciones.

Policía y Ladrón y la Ere

Aquí también debemos recordar la expresión “taima” con la que muchos indicaban una pausa en el juego. Similar a la Ere y al escondite, en este juego se crean dos bandos: el de los policías y los ladrones, y en un espacio abierto los ladrones deben esconderse y los policías buscando pistas intentar atraparlos. Si un ladrón es atrapado se lleva a la cárcel donde podía “huir” con la ayuda de otro ladrón, cuando todos están “encerrados” el juego acaba.

El Gurrufío

Lo conocemos como un juguete compuesto por dos chapas aplanadas con un agujero en el centro por el que se atraviesa una cuerda atada a sí misma. Se sostiene un lado de la cuerda con cada mano y se gira varias veces para luego a extenderla, esto hace que se enrolle y desenrolle haciendo girar las chapas. ¡Lo mejor de estos juegos tradicionales es que los niños los hacían ellos mismos!

Yo-Yo

Es un juguete conformado por partes circulares, de madera o plástico, similar a dos tapas, unidas en el medio por un pequeño cilindro que las mantiene a unos milímetros de distancia una de la otra. En el cilindro se enrolla un cordel y el jugador toma la punta de éste en el dedo índice y deja caer el Yo-Yo, esto lo hace subir y bajar. Algunas variaciones más modernas incluyen luces y sonidos. Sin duda un artefacto para recordar.

Las Metras

Seguramente tuviste cientos de ellas. Conocidas en otros países como canicas, se tratan de pequeñas bolitas, generalmente de vidrio o porcelana, que se colocan en el suelo dentro de un círculo, y el jugador de turno apoyando los nudillos en el piso hace rodar su metra principal con el objetivo de sacar todas las que se encuentran en el círculo y que la de él permanezca dentro. Palabras como “ruchar” eran muy usadas durante las partidas de uno de los juegos tradicionales más conocidos.



La papa caliente

Evocando la infancia de muchos sobretodo en reuniones familiares, con estos juegos tradicionales, incluimos en esta lista “la papa caliente”. Se forma un circulo de personas y con una pelota o globo se va pasando de mano en mano rápidamente, mientras se canta: “la papa se quema”, hasta que la voz de alto “alguien fuera del círculo con los ojos cubiertos”, grita: “se quemó”; quien tenga la “papa” en la mano pierde y es descalificado del juego, hasta que solo queda uno y ese es el ganador.

Echar Cocos

Popular juego realizado, mayormente, en Semana Santa. Dos jugadores, cada uno con un coco en la mano, intentan romperlos usando el del otro, quien lo haga primero gana. Este juego se popularizó gracias a la cantidad de cocos que se suelen comercializarse y dar durante la época de pascua. Luego de abrir los cocos estos son empleados para elaborar arroz con coco.

Saltar la cuerda

Este junto al Hula-hula es de los favoritos de las niñas, aunque todos se unen a esta divertida y hasta ejercitante actividad. Ya sea de forma individual o entre compañeros, saltar la cuerda es uno de los juegos más dinámicos y entretenidos de la infancia, aunque algunos adultos también lo disfrutan. El salto doble consiste en que dos participantes tomen los extremos de la cuerda y la hagan girar rápidamente, mientras otros dos participantes saltan continuamente sobre ella, sin chocar, ni enredarse, ganando aquel participante que salte más, algunas veces mientras se interpretan canciones.

La vieja

Este juego de agilidad mental realizado con papel y lápiz, era muy popular en las horas libres en el colegio. Con cruces y círculos dos participantes deben ir llenando las nueve casillas hasta formar una línea vertical, horizontal o diagonal con la misma figura. Se debe hacer todo lo posible por impedir que el otro participante lo logre primero, pero evitando que se “tranque” el juego. El que lo logre gana.

El escondite

Este divertido juego permite a los niños esconderse, mientras otro, elegido por sorteo, cuenta hasta 100 antes de comenzar a buscarlos. Las zonas de juego se delimitan con anterioridad y los participantes deben ocultarse lo más rápido y silenciosamente posible. El que encuentren primero es el siguiente buscador.

Carrera de sacos

Este es un juego de dificultad en el que los participantes introducen sus piernas dentro de unos sacos hasta las rodillas, mientras lo sostienen con las manos y avanzando en una carrera a saltos, el primero en llegar a la meta gana.

El hilo y la aguja, el avión, el ahorcado, la silla, el papagayo y muchos más son juegos tradicionales que forman parte de nuestra cultura. Y muchos más que han formado parte de la infancia de muchos que hoy les llaman “adultos”, entonces enseña a tus hijos a valorar su cultura y a conocer más sobre este tipo de juegos, encargados de dar sonrisas y disfrutar del medio ambiente. La tecnología no es del todo dañina pero, los juegos tradicionales es la mejor opción para que tu hijo sea libre mientras juega. 

Hermilys Fontanive

Hermilys Fontanive

Licenciada en Comunicación Social, mención Publicidad y Relaciones Públicas. Locutora. Asesor(a) en Investigación. Presidente de la Fundación Deportiva y Educativa Somos Más para la Formación y Capacitación (Fundesforca) en Venezuela.

Tambien podes mirar

Nacional

LA INMORTAL CARACAS AÚN RECORDADA EN SU ANIVERSARIO 452

Nacional

09 de agosto Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Nacional

Mejora tu fuerza, resistencia, flexibilidad y la circulación sanguínea

Nacional

Las Guacamayas en Venezuela