Post

COVID-19 se está volviendo menos letal

al menos en Europa


La evidencia reciente sugiere que en la actualidad, al menos en Europa, las personas que se contagian con el coronavirus tienen menos probabilidades de perder la vida, en comparación con las que se contagiaron al principio de la pandemia, pero las razones que subyacen a esta tendencia son inciertas.

El doctor Ron Daniels, consultor de cuidados intensivos del Hospital Good Hope en Sutton Coldfield, Reino Unido, manifestó que COVID-19 ahora no es tan mortal como lo fue comienzo de la pandemia, mientras que el doctor Paul Tambyah, de la Universidad Nacional de Singapur, afirmó que una versión mutada del coronavirus está haciendo que la enfermedad sea menos mortal.

Tendencia decreciente

En Inglaterra, la proporción de personas que perdió la vida a causa de la infección coronavírica fue menor a principios de agosto que a finales de junio. Durante este período, la tasa de mortalidad por infección (IFR, por sus siglas en inglés) disminuyó entre el 55 y el 80 por ciento.

La semana que comenzó el 17 de agosto vio morir a 95 personas en un poco más de 7.000 casos confirmados en todo el Reino Unido, mientras que en la primera semana de abril, 7.164 personas murieron en casi 40.000 casos de infección coronavírica confirmada.

Al dividir el número de muertes entre la cantidad de casos se obtiene una tasa bruta de letalidad de alrededor del 1 por ciento para agosto, en comparación con casi el 18 por ciento registrado en abril.

Si bien estas cifras no representan con fidelidad la verdadera IFR, debido a que el registro de muertes tiene un retraso con respecto al registro de infecciones y que los regímenes de realización de pruebas de detección han cambiado con el tiempo, son indicativas de un cambio en la tasa de mortalidad por la infección coronavírica.

Enfermedad menos mortal

En un reciente estudio que evaluó las tendencias de la tasa de letalidad por COVID-19, investigadores del Centro de Medicina Basada en la Evidencia de la Universidad de Oxford, encontraron que la situación no es exclusiva de Inglaterra y el resto del Reino Unido, sino que se trata de una tendencia que se observa en toda Europa.

Sin embargo, no está tan claro por qué está sucediendo esto. Según los datos, una mayor proporción mayor de jóvenes se está infectando, y se sabe que la enfermedad coronavírica afecta con menos severidad a los jóvenes, por lo que el cambio demográfico de los infectados podría ser una razón plausible para que la enfermedad parezca menos mortal.

Sin embargo, los autores del estudio no creen que el cambio en la distribución de edades por sí sola sea suficiente para explicar la tendencia decreciente observada en la tasa de letalidad en pacientes con COVID-19, ya que todavía hay muchas personas mayores que dan positivo.

Por otra parte, varios investigadores plantean que a medida que la pandemia ha ido avanzando los médicos han encontrado formas más eficaces de tratar a los pacientes los hospitales.

Otros expertos deliberan si una variante del coronavirus, conocida como D614G, explica por qué el COVID-19 se está volviendo menos mortal. En línea con esta perspectiva, el doctor Tambyah, apuntó que el aumento de la mutación D614G había coincidido con la disminución de las tasas de mortalidad en algunos países, lo que sugiere que aunque puede ser más infecciosa, esta cepa del coronavirus resulta menos mortal.

Referencia: Estimating the infection fatality ratio in England. Centre for Evidence-Based Medicine Oxford University, 2020. https://bit.ly/31pQVaP

Fuente: TekCrispy


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Internacional

Semana Mundial del Agua

Internacional

Nacho y Greeicy fueron premiados con un disco de platino

Internacional

Amazonia en llamas