Post

Las cardiopatías congénitas no son un factor de riesgo

para padecer una infección severa por Covid


La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera anecdótico los casos registrados de niños con cuadros graves de shock pediátrico tras contraer Covid-19. Una amplia mayoría de los niños en el mundo no han mostrado este tipo de síntomas. El conocimiento relativo al virus y a la enfermedad está en continua evolución, al igual que las medidas que se van estableciendo por las Administraciones pertinentes para este curso 2020-2021 marcado por la pandemia del coronavirus.

Para el jefe de servicio de Cardiología Pediátrica del Hospital Ruber Internacional, doctor Federico Gutiérrez-Larraya Aguado, “ante la situación epidemiológica actual respecto a la COVID19 y los niños con cardiopatías congénitas, hasta el momento, ningún estudio científico las ha identificado como factor de riesgo para padecer una infección severa por el coronavirus SARS-CoV-2”. Este experto afirma que, en la mayoría de los casos, los niños con cardiopatías congénitas pueden volver al colegio de la misma manera que el resto de los niños, conociendo y respetando las recomendaciones de los entes responsables de Sanidad y de cada centro educativo. Tal y como explica, el riesgo general es menor tanto en lo relativo a la incidencia como a la gravedad del cuadro en caso de desarrollarlo. “En el caso de infectarse, los riesgos de un niño cardiópata con coronavirus (PCR+) y con síntomas, es necesario hospitalizarlo”.

Tampoco parece que haya que restringir la escolarización a los pacientes pediátricos trasplantados, “tradicionalmente se ha recomendado la vuelta al colegio a los 3 meses de la fecha del trasplante si el niño está estable; solo se retrasa en caso de inestabilidad clínica, rechazo o infecciones. Se ha observado una incidencia muy baja de infección por coronavirus en estos pacientes trasplantados de órganos sólidos como corazón, riñón, hígado, intestino, pulmón o de médula ósea”.

Pero además de la situación cardiológica, son extremadamente importantes otros factores como son los familiares, los sociales y los escolares, transporte, situación epidemiológica general y local para indicar la excepcional medida de no acudir al colegio.

Las sociedades científicas, y en particular la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas, en conjunto con la Asociación Española de Pediatría, han emitido recientemente un comunicado respecto a cardiopatías y situaciones graves en las que el riesgo de una infección, no solo por COVID19, puede suponer un problema. “Insistimos en que no son específicas para la actual pandemia y se tienen en cuenta desde hace muchos años para nuestros pacientes, como ocurre con el virus respiratorio sincitial o la gripe”, explica el doctor Gutiérrez-Larraya.

Los especialistas pediátricos apoyan que los niños con enfermedades crónicas lleven una vida lo más parecida a los demás de su edad, incluida la escolarización. “Solo casos muy puntuales deben ser excluidos y subrayamos la necesidad de seguir las recomendaciones establecidas por las Comunidades Autónomas y la Administración Central, no solo respecto a la actual pandemia sino a las vacunaciones en general, incluyendo en el caso de los niños con cardiopatías, vacunación frente a la gripe e inmunoprofilaxis frente a virus sincitial respiratorio”, concluye Gutiérrez-Larraya.

¿Qué es el virus respiratorio sincitial?

El virus respiratorio sincitial, también conocido como virus respiratorio sincicial, es una enfermedad viral común. Por lo general, causa síntomas leves parecidos al resfriado. Pero puede provocar infecciones pulmonares graves, especialmente en bebés, adultos mayores y personas con problemas médicos serios.

¿Cómo se transmite el virus respiratorio sincitial?

El virus respiratorio sincitial se transmite de persona a persona a través de:

El aire al toser y estornudar

Contacto directo, como besar la cara de un niño con el virus

Tocar un objeto o superficie con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos antes de lavarse las manos

En general, las personas con una infección por virus respiratorio sincitial son contagiosas durante 3 a 8 días. Pero a veces los bebés y las personas con sistemas inmunitarios debilitados pueden continuar propagando el virus durante 4 semanas.

 

Fuente: ConSalud.es


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Internacional

Semana Mundial del Agua

Internacional

Nacho y Greeicy fueron premiados con un disco de platino

Internacional

Amazonia en llamas