Post

12 minutos de ejercicio pueden hacer la diferencia

en la composición de nuestra sangre


La actividad física debería ser una parte integral de nuestro día a día si queremos tener una vida sana. Sin embargo, la agitada vida actual hace que muchos lo pospongan por falta de tiempo. Ahora, nuevas investigaciones han comprobado que tan solo unos minutos de ejercicio intenso pueden cambiar la composición de la sangre y beneficiar a nuestro cuerpo.

La investigación recientemente publicada en la revista Circulation hace una revisión de los biomarcadores sanguíneos de 411 voluntarios antes y después de hacer ejercicio. Específicamente, los investigadores se enfocaron en detectar los metabolitos de la sangre y cómo estos cambiaban (o no) luego de realizar alguna actividad física de alta intensidad.

Los datos base para realizar esta investigación y las comparaciones pertinentes provinieron del estudio transgeneracional Framingham Heart Study, que ha recolectado información en el área desde 1948.

¿Por qué estudiar los biomarcadores de la sangre?

“Se sabe mucho sobre los efectos del ejercicio en los sistemas cardíaco, vascular e inflamatorio del cuerpo, pero nuestro estudio proporciona una visión integral del impacto metabólico del ejercicio al vincular vías metabólicas específicas con las variables de respuesta al ejercicio y los resultados de salud a largo plazo”, explicó Gregory Lewis.

El también especialista en insuficiencia cardíaca y trasplante cardíaco en el Hospital General de Massachusetts, quien fue parte del estudio, comentó básicamente que, mientras que se sabe que el ejercicio puede ser altamente beneficioso para nuestro organismo. Sin embargo, a la hora de buscar los “por qué” es posible ver que aún no hay información profunda en el tema.

El estudio recién realizado, en el que se tomaron en cuenta 588 metabolitos tuvo justamente como meta traer un poco de luz a un tema en el que aún no había suficiente claridad. Gracias a este, ahora el mundo puede tener una idea mucho más clara no solo de los beneficios del ejercicio, sino de los procesos biológicos detrás de estos, enfocándose en este caso particular en los cambios de la composición sanguínea.

El ejercicio, metabolitos y cambios de composición en la sangre

Uno de los motivos por los que los investigadores mostraron particular interés en los metabolitos es porque estos rigen una gran variedad de procesos vitales en el organismo. Por ejemplo, de ellos depende la gestión la resistencia a la insulina, el estrés oxidativo, la reactividad vascular.

Como si fuera poco, también suelen estar relacionados con las respuestas inflamatorias y la longevidad en general. Por lo que, aprender sobre ellos, qué los modifica y qué los beneficia podría ser vital para comprender cómo mantener un organismo sano.

Luego de sus análisis, pre y post actividad física, los investigadores notaron que al menos 80% de los 588 metabolitos investigados se habían modificado. Cabe destacar que este efecto en la composición de la sangre se vio inmediatamente después de 12 minutos de ejercicio “intenso”. Por lo que se ha podido determinar que incluso los periodos de actividad cortos, pero fuertes, pueden ser beneficiosos para la salud.

“Observamos cambios favorables inducidos por el ejercicio en los niveles circulantes de metabolitos relacionados con la resistencia a la insulina, obesidad, lipólisis, estrés oxidativo, inflamación, reactividad vascular y longevidad, con atenuación de los cambios ventajosos observados en individuos con mayor índice de masa corporal y diferentes excursiones de metabolitos en hombres y mujeres”, escribieron los autores.

En otras palabras, además de lo anteriormente dicho, los investigadores detectaron dos tendencias importantes en la reactividad de los metabolitos. Por un lado, esta parece tener porcentajes distintos de respuesta al ejercicio asociados al género. Por el otro, se determinó que las personas con sobrepeso u obesidad podrían ver menos beneficios de la actividad física intensa pero corta. Todo debido a una reactividad menor de estos biomarcadores.

A estas alturas, sabemos bien que el ejercicio es tan bueno para nuestro cuerpo como beneficioso para la salud de nuestra mente. De hecho, incluso se ha llegado a comprobar que ejercitarnos puede hacer que la estructura de nuestro cerebro cambie.

Ahora, el nuevo estudio también nos demuestra que el ejercicio también tiene un rápido poder transformador sobre la composición de la sangre. Por ende, realizarlo con regularidad en periodos cortos pero intensos rápidamente se corresponderá con mejoras en nuestra salud.

Como si esto fuera poco, perfeccionando los análisis de metabolitos utilizados en el estudio, estos también podrían convertirse en una nueva herramienta de la medicina. Con ellos, los doctores podrían obtener un “informe” sobre nuestra salud a través del tipo de metabolitos que tengamos en la sangre.

Referencia:

Metabolic Architecture of Acute Exercise Response in Middle-Aged Adults in the Community: https://doi.org/10.1161/CIRCULATIONAHA.120.050281

Fuente: TekCrispy


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Internacional

Semana Mundial del Agua

Internacional

Nacho y Greeicy fueron premiados con un disco de platino

Internacional

Amazonia en llamas