Post

¿Por qué los baños calientes nos hacen sentir bien?

Esto dice la ciencia


Después de semanas de estrés, cuando el cansancio está por desencadenar el colapso, algo tan simple como el agua caliente puede ayudarnos a recuperar la dignidad. Pero, ¿por qué? ¿Qué hay en los baños calientes que nos hacen sentir tan bien y revitalizados?

Quienes se lo hayan preguntado en un momento de recuperación en un spa o en el baño de su casa, seguramente habrán dado en el blanco. El fluido vital a una temperatura moderada puede relajar los músculos y ayudarnos a lidiar con el dolor. Y no, no se trata de uno de esos mitos que solemos heredar y repetir a las siguientes generaciones, sino de algo confirmado por la ciencia como verás a continuación.

En realidad existen varias razones por las que una ducha caliente llega a hacernos sentir realmente bien. Partamos de la más común, que es su efecto relajante para los músculos, algo que pocos podrán negar.

“El calor calienta tus músculos y te hace más flexible”, dice el dermatólogo Anthony Rossi a Dollar Shave Club. “Tus músculos están relajados y no estás tan tenso”, lo cual puede favorecer mucho con tu bienestar, productividad e incluso con tu perspectiva de la vida. Pero examinemos el efecto separando los dos factores en cuestión.

La temperatura ensancha los vasos sanguíneos, y por consiguiente, aumenta el flujo sanguíneo. Esto a su vez favorece el flujo del ácido láctico lejos de nuestros músculos, causante común del dolor que sentimos en ellos cuando hacemos ejercicio o una actividad físicamente desafiante.

La temperatura puede tener efectos no solo a nivel físico, sino también psicológico. Por ejemplo, un estudio publicado en la revista BMC Complementary Medicine and Therapies, arroja evidencia de ello. Los autores descubrieron que tomar duchas calientes de forma regular puede reducir significativamente los síntomas de depresión, e incluso de soledad.

Aunque aún los mecanismos no están muy claros, los expertos creen que pueden deberse al efecto del agua caliente sobre el sistema nervioso parasimpático. Esta puede ralentizar el cardíaco, aumentar la actividad intestinal y relajar los músculos del esfínter. Quizás por ello es que muchos hacen bromas de esfínteres apretados bajo situaciones de miedo o estrés.

Pero dejando de lado los temas estomacales, un sistema nervioso parasimpático activado favorece la relajación, y por consiguiente, el buen sueño, es por ello, la importancia de un descanso de calidad para la salud en general. Terry Cralle, un experto en el tema, lo explica como sigue:

“Existe una conexión masiva entre el sueño y la temperatura. De hecho, nuestros cuerpos bajan naturalmente de temperatura justo antes de quedarnos dormidos y alcanzan su temperatura más baja cuando estamos en nuestra etapa más profunda de sueño”.

Es precisamente por ello que los investigadores de la higiene del sueño recomiendan a las personas tomar un baño tibio antes de dormir. Esto favorecerá favoreciendo la disminución de la temperatura y, por consiguiente, aumentando la somnolencia. Estos son apenas algunos de los mecanismos a través de los cuales las duchas calientes nos pueden hacer sentir bien e incluso devolver la tranquilidad.

Por su parte, el agua funciona como un masajeador, que puede mejorar la circulación y favorecer el efecto ya descrito. También influye sobre algunas terminaciones nerviosas, bloqueando así ciertas señales de dolor activas al momento de recibirla.

La ciencia también atribuye sus beneficios a la capacidad para transferir el calor, la cual es muy buena en el agua. Además, favorece el mantenimiento del equilibrio del cuerpo a través de un efecto “termorregulador”. Si nos encontramos en un entorno que dista mucho de la temperatura de nuestro cuerpo, una ducha caliente puede ayudarnos a equilibrarla para sentirnos más cómodos.

Pero las razones no terminan en las explicadas por la ciencia. Las duchas calientes proporcionan un sonido adecuado para aclarar la mente, muy útil para alejarse del torbellino de experiencias a las que nos enfrentamos durante la vida diaria. Y por último, el simple hecho de dejarnos limpios puede ser motivador al darnos la sensación de que estamos nuevos y activos para la batalla.

Referencias:

Effects of hyperthermic baths on depression, sleep and heart rate variability in patients with depressive disorder: a randomized clinical pilot trial. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5371197/

Self-Care Science: Why a Steamy Shower Feels Good. https://www.dollarshaveclub.com/content/story/self-care-science-why-a-steamy-shower-feels-good

Fuente: TekCrispy


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Internacional

Semana Mundial del Agua

Internacional

Nacho y Greeicy fueron premiados con un disco de platino

Internacional

Amazonia en llamas