Post

Alewifes

Las maestras cerveceras


Aunque muchos no lo crean, entre las cervezas y las brujas existe una muy estrecha relación que dejaría de cabeza a cualquiera que las descubra. De hecho, varias cosas de las que hablaremos a continuación dejarán de cabeza a nuestros lectores, así que empezaremos con la primera revelación fundamental para explicarles el resto del artículo: el hecho de que la industria de la cerveza surgió nada más y nada menos que gracias a las mujeres.

La elaboración de la cerveza era una actividad prácticamente exclusiva de las mujeres hasta el siglo XVI. De hecho, hacer cerveza era una tarea doméstica que se ha documentado desde hace más de 4000 años en Mesopotamia, e incluso en Sumeria existía una diosa de la cerveza llamada Ninkasi. Las mujeres de muchas culturas antiguas, incluyendo a los vikingos y a los egipcios, elaboraban cerveza, tanto para el hogar como para rituales religiosos. Incluso se tiene registro de una monja alemana, Hildegard von Bingen, que en el siglo XII escribió sobre el lúpulo como el ingrediente secreto de su receta.

La cerveza no solo era utilizada para fines recreacionales, sino que también era considerada un alimento básico para las familias en Inglaterra y otras partes de Europa hasta la década de 1700. Esta bebida era una fuente importante de nutrientes y, además, una forma económica de consumir y conservar cereales, por lo que era común en la clase trabajadora.

Con el paso del tiempo, cada vez más mujeres se encargaron de abrir sus propias tabernas en las que vendían cervezas hechas con sus propias recetas. Sin embargo, justo cuando estas se estaban popularizando en los mercados de toda Europa, comenzó la Inquisición.

Este movimiento religioso que condenaba la brujería pareció un gran oportunidad para los otros cerveceros que se veían opacados por las tabernas de las mujeres, así que, ¿qué mejor forma de sacarlas del camino que acusándolas de brujería?

Ah, pero aquí no acaba la relación entre las cervezas, las mujeres y las brujas. Antes de seguir, hagamos un ejercicio de imaginación: ¿cómo luce una bruja?

Si pensaste en la típica mujer con sombrero puntiagudo, un caldero y un gato, acabas de imaginarte a una mujer cervecera en la Edad Media, quienes eran llamadas “Alewives”.

Resulta que toda la iconografía que asociamos con las brujas surgió a partir de mujeres cerveceras, quienes utilizaban grandes sombreros puntiagudos para ser identificadas en los mercados, un gran caldero negro en el que depositaban la cerveza y unos cuantos gatos que tenían la tarea de cazar a los ratones que intentaban robarse los granos.

En vista del surgimiento de la Inquisición y de la cacería de brujas, las maestras cerveceras fueron acusadas cada vez más seguido de brujería, asegurando que hacían pociones mágicas y no alcohol. Las acusadas eran condenadas al destierro, encarceladas o incluso asesinadas, por lo que las maestras cerveceras comenzaron a dejar de ejercer sus profesiones por su propia seguridad.

Además, a esto se le suma el hecho de que las mujeres cerveceras tenían menos tiempo para atender las necesidades de sus hogares, por lo que los hombres se quejaron de que ejercieran dicha profesión. En este sentido, para 1500 algunas ciudades formularon leyes al respecto, como fue el caso de Chester, Inglaterra, en donde prohibieron a las Alewifes vender cerveza para que no se convirtieran en mujeres solteronas.

En la actualidad, la industria cervecera es liderada por hombres y, de hecho, normalmente se vende como una bebida dedicada a ellos, pues supuestamente otorga masculinidad. Estadísticamente, tan solo 17% de las cervecerías artesanales tienen una directora ejecutiva, mientras que 4% de estas tienen a una maestra cervecera que supervise el procedimiento.

Fuente: TekCrispy

https://www.tekcrispy.com/2021/03/10/mujeres-brujas-cerveza/


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

¿Qué es el colesterol?

Internacional

5 peligros del uso de los fuegos artificiales

Internacional

Charles Chaplin

Internacional

Grano de café venezolano triunfa en I Subasta Virtual