Post

Fármacos y Vacunas

Favorecen la lucha contra las enfermedades


Llevar un estilo de vida saludable, tanto a nivel físico como mental, no solo puede protegernos a nosotros, sino también a quienes nos rodean, un efecto que puede extenderse por resonancia y favorecer el bienestar de las masas. Pero incluso cuando esto falla, la humanidad cuenta con vacunas y fármacos que han marcado el camino hacia la superación de muchas enfermedades.

Y aunque actualmente el tema más mencionado es de la inmunización contra la COVID-19, en realidad hay mucho de qué hablar en cuanto a este tipo de medicamentos. Es por ello que dedicaremos el siguiente artículo a los aportes de los fármacos y las vacunas en la lucha contra enfermedades, y su potencial para erradicar muchas otras en el futuro.

Si algo nos enseñó la llegada de la COVID-19 es que la salud tiene más importancia de la que pensábamos. Lidiar con esta nueva enfermedad definitivamente podría haber sido más sencillo sin tantos factores de riesgo influyendo sobre la mortalidad de las personas. De modo que una de las grandes lecciones de esta pandemia es que debemos velar por nuestra salud en todo momento.

Pero, para ello no basta con mantener hábitos saludables como una alimentación balanceada, llevar una vida activa y procurar suficiente descanso; hay peligros que siguen allí afuera y que la ciencia ha logrado mitigar con ayuda de ciertas intervenciones dirigidas a la prevención, como las vacunas.

El impacto que han tenido estos medicamentos en la supervivencia humana es inestimable, pero podemos verlo claramente en niños que logran llegar a la adultez a través de los años. Y aunque existan ciertos focos de desconfianza exacerbados por los medios de comunicación, la vacunación sigue siendo la estrategia de inmunización más segura hasta el momento.

En relación a los descubrimientos y avances en el tratamiento de la diabetes suscitados en los últimos años, los médicos han logrado tratar de manera más efectiva la enfermedad, mejorando tanto la adherencia al tratamiento de parte de los pacientes como su calidad de vida.

Investigaciones más recientes se enfocan en la búsqueda de opciones para tratar a nuevas subpoblaciones de pacientes de manera más específica. Y, por supuesto, en el desarrollo de nuevas formas de administración de medicamentos para evitar la interrupción del mismo.

Asimismo mismo, aunque el cáncer sigue siendo una enfermedad difícil de tratar, los avances médicos tanto en su comprensión como en tratamientos han permitido aumentar la supervivencia de los pacientes.

Los científicos han logrado dar con puntos más específicos detonantes de la formación de tumores, como mutaciones genéticas. Y partiendo de estos hallazgos, han iniciado investigaciones con moléculas que permitan revertir la formación tumoral. Además, la inmunoterapia combinada con otros medicamentos parece ofrecer una solución efectiva a largo plazo para muchos pacientes.

Igualmente en el pasado, el diagnóstico de VIH/SIDA era prácticamente una sentencia de muerte, pero gracias a los avances en la medicina los pacientes pueden llevar una vida relativamente normal siempre y cuando se mantengan en tratamiento.

Con la aparición de los antirretrovirales, la esperanza de vida de los pacientes con VIH se ha vuelto similar a la de la población general. Además, terapias novedosas como el trasplante de médula ósea asoman la posibilidad de una cura definitiva, aunque el proceso es bastante invasivo y complejo.

Hasta el momento, no existe una vacuna aprobada formalmente para prevenir la enfermedad derivada de la infección VIH, pero los científicos han estado trabajando en los últimos años en su desarrollo de manera simultánea con el de fármacos efectivos para los ya infectados.

Por otra parte, las enfermedades cardiovasculares constituyen uno de los problemas de salud pública más comunes y que más muertes causa en todo el mundo. Su aparición está muy vinculada a alimentación y hábitos de vida, por lo que estos son dos puntos claves a abordar en materia preventiva.

Sin embargo, los científicos y médicos han logrado avances significativos tanto en tratamientos como en opciones preventivas. Como ejemplo, los medicamentos contra la hipertensión, que han demostrado un alto nivel de efectividad en la reducción de episodios cardiovasculares a largo plazo.

Igualmente, los sobrevivientes de ataques cardíacos pueden llevar una vida relativamente normal y con menor riesgo de eventos posteriores tomando la medicación recetada para su condición.

Hay que mencionar, además que los antivirales como el telaprevir y el boceprevir hacen un gran aporte en el tratamiento del virus de la hepatitis C, pero existen también otras opciones efectivas. Los pacientes receptores suelen responder bien, incluso en los casos más difíciles, lo que ha aumentado la supervivencia a esta infección anteriormente considerada fatal.

Por otra parte, aunque aún haya mucha estigmatización en este ámbito, los trastornos mentales son más comunes de lo que muchos imaginan. Estos constituyen la principal causa de discapacidad a nivel mundial.

Actualmente, existen varios medicamentos antidepresivos y antipsicóticos capaces de reducir la gravedad de los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Incluso los hongos alucinógenos parecen ser una fuente de fármacos con potencial para mejorar ciertos trastornos del estado de ánimo.

Pero estos suelen ir acompañados de apoyo psicológico dirigido a mejorar el apego al tratamiento y entrenar a cada individuo para manejar de forma efectiva con su condición. Hasta ahora, no existen vacunas capaces de evitarlos, pero un estilo de vida saludable y ciertos fármacos bajo estrictamente pueden reducir su prevalencia y evitar enfermedades derivadas.

Y, por supuesto, no podíamos cerrar nuestra nota sin hablar de la tan controversial COVID-19, causada por el coronavirus SARS-CoV-2. Su aparición generó una competencia mundial tanto entre farmacéuticas como entre gobiernos orientada a la búsqueda de un fármaco o vacuna capaz de mitigar la enfermedad.

En menos de año y medio, los científicos han descubierto que la dexametasona y otros corticosteroides pueden reducir la mortalidad entre los casos más graves. Además, contamos con al menos cuatro vacunas aprobadas por grandes agencias como la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) o la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, según siglas en inglés).

Referencia:

Día Mundial de la Salud: la importancia del desarrollo de nuevos medicamentos y vacunas. https://www.efesalud.com/dia-salud-importancia-medicamentos-vacunas/

Fuente: TekCrispy

https://www.tekcrispy.com/2021/04/07/farmacos-vacunas-enfermedades/


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Internacional

Semana Mundial del Agua

Internacional

Nacho y Greeicy fueron premiados con un disco de platino

Internacional

Amazonia en llamas