Post

Retención de líquidos

¿Por qué ocurre? ¿cómo combatirla?


La retención de líquidos o edema se produce cuando alguna o varias partes del organismo incrementan su volumen a raíz de un exceso de líquidos retenidos entre las células. Los más afectados suelen ser los pies y las piernas.

Desde Naturadika nos cuentan todo lo que rodea la retención hídrica: por qué ocurre, cómo saber si realmente se retienen líquidos y cómo combatirla con remedios naturales y otros tips.

¿Cómo saber si estoy reteniendo líquidos?

Hay un sencillo gesto que ayudará a determinar si la hinchazón de una zona se debe a retención hídrica o no. Este gesto consiste en presionar la zona en cuestión con el pulgar durante unos 30 segundos. Si al levantar el dedo la parte presionada se mantiene marcada, la respuesta es sí, casi con total seguridad es retención de líquidos.

¿Cuáles son las causas de la retención de líquidos?

La retención hídrica puede llegar a ser muy molesta en el día a día, pero en la mayoría de los casos no es producida por problemas médicos, sino por una combinación de malos hábitos como los siguientes:

-La sal: sin duda, la sal es la principal causa de la retención de líquidos. Una dieta en la que se consuma mucha sal o productos salados puede afectar y causar hinchazón.

-Vida sedentaria: no realizar actividad física o no lo suficiente puede contribuir a la retención hídrica.

-Beber poco: no ingerir suficientes líquidos curiosamente es otra de las causas que producen la retención hídrica.

-Estar de pie o sentado: mantenerse durante mucho tiempo en la misma posición es otro de los factores que influyen en la acumulación de líquidos.

-Algunos medicamentos: hay fármacos que causan este efecto.

¿Qué hay que tomar y hacer para evitar la retención de líquidos?

1. Reducir (al máximo) la sal. Lo primero que hay que hacer es intentar eliminarla. Para que el cambio sea más llevadero recomiendan sustituir la sal por hierbas aromáticas como el orégano, el romero o el perejil.

2. Incluir alimentos con potasio. El aguacate, el plátano, las acelgas o las papas tienen un alto contenido de potasio que ayuda a contrarrestar el efecto acumulativo de la sal y además favorece el equilibrio hídrico del cuerpo.

3. Beber mucha agua. Suena bastante irónico que para eliminar líquidos hay que tomar líquidos, pero cuanto más líquido se ingiere más líquido (orina) se irá produciendo. Con la eliminación de orina se eliminarán y las posibles toxinas presentes en la misma, así como el exceso de líquidos del organismo. Por otro lado, no beber suficiente agua puede inducir al cuerpo a entrar en “modo de reserva” y empezar a acumular agua en los tejidos. Así que esfuérzate a beber al menos 1,5 o 2 litros de líquidos al día. Puede ser agua, infusiones, caldos y cremas de verduras (bajas en sal). Para aquellas personas a las que le cuesta tomar agua, se recomienda preparar agua infusionada. Es decir, agua a la que se ha añadido frutas, hortalizas o especias que le transfieren sus aromas y sabores, como, por ejemplo, la de pepino, jengibre y limón.

4. Incluir alimentos con efecto “drenante”. Existen algunos alimentos que por su efecto diurético pueden ser una excelente ayuda para eliminar los líquidos retenidos. Unos de los alimentos con acción diurética más conocidos son la piña, el apio, el pepino, la sandía, el melón, los espárragos, el calabacín y la alcachofa.

5. Tomar infusiones y preparados de plantas con efecto diurético. Las infusiones de plantas o preparados naturales son, sin duda, una de las opciones más usadas para combatir la retención de líquidos y los pies hinchados. Entre ellas, la cola de caballo. Sin embargo, la yerba mate, el higo chumbo, el té verde y el castaño de indias son otras plantas con un súper poder sobre la diuresis. Y, por supuesto, no hay que olvidarse de la alcachofa, el súperalimento depurativo por excelencia, que ayuda a mejorar la función del hígado, uno de los principales responsables para que el cuerpo funcione correctamente. 

6. Moverse a buen ritmo. Para liberarse de la retención de líquidos es fundamental hacer ejercicio. Lo ideal es realizar actividades de cardio (correr, saltar, bailar). Sin excluir los ejercicios de fuerza o localizados. También será importante evitar pasar mucho tiempo en la misma posición de pie, con las piernas cruzadas o sentada.

7. Probar con un drenaje linfático. El drenaje linfático es un masaje específico para reducir el exceso de líquidos en el cuerpo. Hay muchos tutoriales para aprender a hacerlos y también muchos profesionales expertos en esta técnica.

Fuente: Consalud.es

https://www.consalud.es/estetic/bienestar/retencion-liquidos-por-ocurre-combatirla_94224_102.html


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Internacional

Semana Mundial del Agua

Internacional

Nacho y Greeicy fueron premiados con un disco de platino

Internacional

Amazonia en llamas