Post

Científicos descubren una Rana de Chocolate

En pantano lleno de cocodrilos


El estudio y clasificación de especies en la naturaleza ha avanzado a pasos agigantados con la llegada de las nuevas tecnologías y el desarrollo de bases de datos cruzadas. Sin embargo, aún son muchos los secretos que la naturaleza nos oculta. De allí que no sea una sorpresa que la ciencia haya descubierto una nueva especie de rana, aunque sí ha causado revuelo que ella parezca “hecha de chocolate”.

Los científicos detrás del reciente descubrimiento fueron Paul M. Oliver, Eric N. Rittmeyer, Janne Torkkola, Stephen C. Donnellan, Chris Dahl y Stephen J. Richards. En conjunto, revelaron al mundo la existencia de la pequeña ranita que, con sus particulares características, ya se ha robado el corazón del mundo.

Desde su aparición en el Australian Journal of Zoology varios medios la han mencionado y también se han hecho paralelismo entre ellas y las icónicas ranas de chocolate de Harry Potter. Pero no, aunque es curiosa, la nueva especie de rana de chocolate no viene junto a una tarjeta de magos famosos –en su lugar, al parecer, están los cocodrilos–.

La pequeña –llamada Litoria mira, por la ciencia; y “rana de chocolate” por cariño– fue avistada por primera vez en medio de un pantano lleno de cocodrilos. Claramente, era un ambiente hostil para la criatura, por decir lo menos.

Sin embargo, los científicos no hicieron mención de que tuviera problemas allí. De hecho, parecía perfectamente adaptada a las complicadas condiciones de su alrededor.

¿La nueva especie de “rana de chocolate” está sola en el mundo?

No. Según los análisis genéticos realizados por los investigadores, la “rana de chocolate” tiene parientes cercanos –pero están en el extranjero–. Los resultados de las comparaciones entre especies revelaron que la Litoria mira es actualmente el pariente más cercano que tiene la rana verde común de Australia: Litoria caerulea.

Se nombró “mira” a la nueva especie de rana porque en latín dicha palabra implica “sorpresa” o “extraño”. Ello haciendo referencia tanto al particular entorno en el que se la encontró, como a su alta similitud con otra especie de la que la separa un océano.

Afortunadamente, al mirar un poco más atrás en la historia del mundo, al menos es posible entender por qué ambas ranas podrían parecerse tanto. Hace más de 10 mil años, las islas que conforman Australia y Nueva Guinea estaban unidas con un puente de tierra.



De allí que ambas naciones hayan mostrado compartir diversas especies animales en la actualidad o ser hogar de criaturas cercanamente emparentadas, como es ahora el caso de la “rana de chocolate” de Nueva Guinea y la rana verde australiana.

La “rana de chocolate” ha mostrado ser una nueva especie no solo por su color achocolatado. Aunque genéticamente es muy similar a la rana verde australiana, su fisionomía las diferencia debido a sus dimensiones.

En general, el macho de la especie de “rana de chocolate” llega a medir máximo 76 milímetros –algo así como el largo de una tarjeta de crédito–. Por su parte, las hembras suelen superar por poco dicha medida. Mientras tanto, todas las ranas verdes suelen llegar a tamaños mayores.

Referencia:

Multiple trans-Torres Strait colonisations by tree frogs in the Litoria caerulea group, with the description of a new species from New Guinea: https://doi.org/10.1071/ZO20071

 

Fuente: TekCrispy / Fotografia portada: Crédito: Steve Richards/Universidad Griffith/CNN.

https://www.tekcrispy.com/2021/06/02/cientificos-descubren-rana-chocolate-pantano-cocodrilos/

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

La internacionalización de la empresa familiar

Internacional

El posible tercer diamante más grande del mundo

Internacional

Pulsaciones por minuto

Internacional

Los lémures