Post

Los dientes de George Washington

¿Qué tienen que ver con la esclavitud?


Sabemos que George Washington es uno de los grandes personajes de la historia estadounidense. Este presidente, apodado como “El padre del país”, fue responsable de grandes actos durante su vida política, dentro de los cuales destaca el haber unido las colonias que formaban Estados Unidos y convertirlo, finalmente, en un país.

Sin embargo, la verdad es que nadie se salva de los contextos sociales e históricos, ni siquiera este personaje tan importante. Especialmente cuando se trata de la época de la esclavitud, en la que incluso los dientes eran extraídos de las bocas de los esclavos para hacerle dentaduras a sus dueños, un acto del que el propio padre del país pudo haber sido responsable.

En la historia siempre han contado, como dato curioso, que George Washington había tenido una muy mala higiene bucal y, como consecuencia, sus dientes habían comenzado a caérsele desde muy temprana edad, incluso antes de cumplir los 30 años. De hecho, a la edad de 57 años, ya solo le quedaba un diente que, eventualmente, también se cayó, y que fue conservado por uno de sus dentistas, John Greenwood, en un relicario de oro que llevaba en su reloj.

Se había mencionado que Washington utilizaba prótesis hechas de madera, pero la verdad es que esto se trata de un mito. Precisamente por un tema de apariencia, aunado a que el hombre del país debía reflejar una salud impecable, tener una dentadura brillante en perfecto estado era, sin duda, una prioridad.

Al respecto, se tenía el concepto de que un cuerpo masculino en perfecto estado de salud reflejaba los valores republicanos, la capacidad de autogobernarse. La perfección corporal equivalía a una moralidad impecable. Washington necesitaba esos dientes perfectos a como diera lugar.

Pero, ¿cómo los consiguió? Probablemente te desagrade la respuesta.

Se tiene poca evidencia acerca de lo que hablaremos a continuación, por lo que ha sido tarea de los propios historiadores es estudiar el contexto económico y social del país en la época para llegar a una conclusión. Sin embargo, la verdad es que es muy probable que George Washington les haya comprado dientes a sus esclavos para usarlos en su propia dentadura postiza.

Al respecto, solo se ha encontrado una anotación de los libros de contabilidad hecha por Lund Washington —el primo lejano del presidente que dirigía su hogar en Mount Vernon— que podría ser la evidencia de que Washington le compraba dientes a sus esclavos. Ahí se encuentra la frase “By Cash pd Negroes for 9 Teeth on Acct of Dr. Lemoire” al lado de un monto que indicaba nueve libras, lo cual podría traducirse como “Efectivo pagado a negros por 9 dientes a nombre del Dr. Lemoire”.

El nombre de este doctor es, casi con certeza, el pseudónimo de uno de los dentistas de George Washington, el Dr. Jean Le Mayeur, quien publicaba anuncios en los periódicos constantemente en Nueva York buscando a personas dispuestas a vender sus dientes frontales. Aseguraba que pagaría dos guineas por cada diente bueno, pero sus anuncios rezaban que se “exceptuaban negros”.

Probablemente esta sea precisamente la razón de que el monto por los 9 dientes que se encontró en los libros de contabilidad sea tan bajo. La misma cantidad de dientes que hubieran comprado a través de los periódicos en Nueva York equivaldría 19 libras, más del triple de lo que pagaron por los dientes de los esclavos.

Aunque hoy en día sea completamente repudiable, lamentablemente en la época esta práctica era bastante usual, tal como lo indica la historiadora del arte Jennifer Van Horn:

“Por más espantoso que parezca el uso de dientes humanos en las dentaduras postizas para nuestra sensibilidad moderna, los dentistas los consideraron ‘en todo momento preferibles donde se puedan conseguir’. Sin embargo, los dientes humanos eran difíciles de conseguir y, en la práctica, los dentistas mezclaban dientes de mamíferos de tamaños muy diferentes”.



Aunque no se conocen las circunstancias precisas detrás de la transacción hecha por los 9 dientes de sus esclavos, los historiadores solo han podido especular al respecto. Incluso es posible que el propio Washington o el Dr. Jean Le Mayeur obligaran a varios de sus propios esclavos a quitarse sus dientes por una paga muy baja.

Aunado a eso, Van Horn comenta: “La decisión del presidente de pagar a sus esclavos por sus dientes puede haber sido un reconocimiento de su parte de que los dientes eran algo sacrosanto y personal”.

Sin embargo, hay que entender que los estándares sociales y el contexto de la época no hacen que actos como este sean descabellados, pues incluso en términos legales de la época, quitarles los dientes a sus propios esclavos no significaba una sanción a los propietarios. Actualmente solo queda mirar hacia el pasado, ver los hechos de una forma crítica, y continuar hacia el futuro.


Fuente: TekCrispy / Foto de portada: Dentadura postiza de George Washington expuesta en el Museo de Historia de Carolina del Norte,

en Raleigh. (Créditos: Gerry Broome/AP/REX/Shutterstock)

https://www.tekcrispy.com/2021/06/01/dientes-george-washington-esclavitud/

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

La internacionalización de la empresa familiar

Internacional

El posible tercer diamante más grande del mundo

Internacional

Pulsaciones por minuto

Internacional

Los lémures