Post

El escape inmunológico

impulsó la propagación de la variante delta


Las mutaciones que ha experimentado el SARS-CoV-2 desde que se inició la pandemia por COVID-19 han dado lugar a variantes que favorecen la transmisión del virus, mientras que otras pueden restar efectividad a las vacunas que se han aprobado hasta ahora. La rápida propagación de la variante delta del coronavirus, que se detectó por primera vez en India a finales de 2020, ha hecho que sea la dominante en la mayoría de los países, como ha ocurido en España, donde a finales del mes de agosto nueve de cada 10 infecciones por SARS-CoV-2 se debían a esta variante. Pero, ¿a qué se ha debido?

Un nuevo estudio que se ha publicado en Nature ha descubierto que las razones más probables por las que la variante delta se transmite con gran eficacia y velocidad son su mayor infectividad y su capacidad para eludir a los anticuerpos neutralizantes del coronavirus que forman parte de la respuesta inmune del organismo (lo que se conoce como escape inmunológico).

“Al combinar experimentos de laboratorio y la epidemiología de las infecciones innovadoras de las vacunas, hemos demostrado que la variante delta es mejor para replicarse y propagarse que otras variantes comúnmente observadas. También hay evidencia de que los anticuerpos neutralizantes producidos como resultado de una infección o vacunación previa son menos efectivos para detener a esta variante”, ha explicado el profesor Ravi Gupta del Instituto de Inmunología Terapéutica y Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Cambridge y uno de los autores principales del estudio.

“Es probable que estos factores hayan contribuido a la devastadora ola epidémica en la India durante el primer trimestre de 2021, donde hasta la mitad de los casos fueron personas que habían sido infectadas previamente con una variante anterior”, ha añadido el experto.

Para evaluar la capacidad de la variante delta para evadir la respuesta inmune los investigadores extrajeron suero de muestras de sangre que formaban parte de la cohorte COVID-19 del NIHR BioResource y procedían de individuos que o bien se habían infectado con el SARS-CoV-2, o bien habían recibido las vacunas de Oxford/AstraZeneca o Pfizer, ya que el suero contiene anticuerpos que se producen como respuesta a una infección o a la vacunación. Comprobaron así que el virus de la variante delta era 5,7 veces menos sensible a los sueros de las personas infectadas previamente, y hasta ocho veces menos sensible a los sueros de las vacunadas, en comparación con la variante alfa; es decir que para bloquear este virus se necesitan ocho veces más anticuerpos de una persona vacunada.

Estos hallazgos pueden ayudar a explicar los resultados de un análisis de más de 100 profesionales sanitarios de tres hospitales de Delhi (India) que se infectaron a pesar de estar casi todos vacunados contra el SARS-CoV-2, y que mostraron que la variante delta se transmite entre el personal que ha recibido la vacuna en mayor medida que la variante alfa.



El SARS-CoV-2 utiliza sus proteínas de pico para unirse a la enzima ACE2, un receptor de proteína presente en la superficie de las células humanas, y a continuación se escinden tanto la proteína de pico como la ACE2, permitiendo así que el material genético del coronavirus penetre en la célula huésped y que el virus la manipule para poder replicarse y propagarse.

El equipo de científicos utilizó mini órganos en 3D de las vías respiratorias –que crecen a partir de células de dichas vías e imitan su comportamiento– para estudiar qué ocurría cuando el virus alcanza el tracto respiratorio. Infectaron los organoides utilizando tanto un virus vivo, como un “virus pseudotipado” –una forma sintética del patógeno que imita mutaciones clave en la variante delta–, y comprobaron que la variante delta era más eficiente para introducirse en las células que otras variantes porque tenía una mayor cantidad de picos escindidos en su superficie. Además, también se replicaba mejor cuando se encontraba en el interior de las células. Ambos factores proporcionan a la delta una ventaja de selección en comparación con otras variantes, lo que ayuda a explicar por qué se ha vuelto tan dominante.


Según ha afirmado el Dr. Partha Rakshit, del Centro Nacional para el Control de Enfermedades de Delhi y coautor principal: “La variante delta se ha extendido ampliamente para convertirse en la variante dominante en todo el mundo porque se propaga más rápido y es mejor para infectar a los individuos que la mayoría de las otras variantes que hemos visto. También es mejor para sortear la inmunidad existente, ya sea por exposición previa al virus o por vacunación, aunque el riesgo de enfermedad moderada a grave se reduce en tales casos”.

“La infección de los trabajadores sanitarios vacunados con la variante delta es un problema importante. Aunque es posible que ellos mismos solo experimenten COVID leve, corren el riesgo de infectar a las personas que tienen respuestas inmunitarias subóptimas a la vacunación debido a afecciones de salud subyacentes, y estos pacientes podrían correr el riesgo de una enfermedad grave. Necesitamos considerar urgentemente formas de impulsar las respuestas de la vacuna contra variantes entre los trabajadores de la salud. También sugiere que las medidas de control de infecciones deberán continuar en la era posterior a la vacuna”, ha señalado el profesor Anurag Agrawal del Instituto CSIR de Genómica y Biología Integrativa en Delhi y coautor principal del trabajo.

Fuente:

https://www.webconsultas.com/noticias/salud-al-dia/neumonia/el-escape-inmunologico-impulso-la-propagacion-de-la-variante-delta?utm_source=webconsultas&utm_medium=notificaciones&utm_campaign=noticias

 

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

¿Pueden los microorganismos ayudarnos a alimentar mejor a la población mundial?

Internacional

5 peligros del uso de los fuegos artificiales

Internacional

Charles Chaplin

Internacional

Grano de café venezolano triunfa en I Subasta Virtual