Post

La historia de la tribu Bajau

Los humanos adaptados genéticamente para sobrevivir bajo el agua


El buceo libre es un deporte extremo que ha sido motivo de competencias profesionales desde finales de los cuarentas. Sin embargo, los deportistas extremos no son los únicos humanos que han perfeccionado el arte de la apnea. De hecho, existe una tribu milenaria que parece haber evolucionado justamente para poder sobrevivir bajo el agua.

En la actualidad, se conoce a la tribu descendiente de los malayos como Bajau o Bajau Laut. Básicamente, son una agrupación nómada que ha vivido en el mar desde hace más de mil años, de acuerdo a lo estipulado por National Geographic.

Según se sabe, durante cientos de años se han desplazado entre el tramo oceánico comprendido por Filipinas, Malasia y Brunéi. En la actualidad, se presentan como el segundo pueblo indígena más grande de la zona. Pero, a pesar de sus números, es relativamente poco lo que sabemos sobre ellos o sobre la historia que los llevó al mar.

Ahora, lo que sí sabemos bien sobre los Bajau es que son una tribu que vive junto al océano respetándolo como a otro ser vivo. Por ese motivo, han aprendido a convivir con él y a aprovechar todos los recursos que brindan sus aguas y sus profundidades, explicó la Fundación Aquae.

En general, la tribu que puede sobrevivir bajo el agua hace vida en grandes y alargadas embarcaciones conocidas como “lepa lepa”. Asimismo, suelen practicar la pesca con líneas o con redes y el buceo libre como una forma de obtener tanto alimentos como perlas u otros recursos que requieran para sobrevivir.

Debido a que tales tareas son una necesidad diaria para los Bajau, los miembros de su tribu han desarrollado la capacidad de sumergirse sin ningún tipo de equipo hasta 60 metros de profundidad. Igualmente, se han destacado en el mundo por ser capaces de aguantar la respiración bajo el agua durante más de 13 minutos, eso mientras que el ser humano promedio apenas alcanza unos pocos segundos.

Tal como ya mencionamos, los Bajau han habitado el mar por cientos de años siguiendo una “filosofía vital”: el océano es una entidad múltiple y viviente. Por ese motivo, creen que los arrecifes de coral, mareas, corrientes y manglares son hogares de espíritus que deben ser tanto reconocidos como respetados.

Con ese pensamiento, cada vez más generaciones de Bajau se sumergen en las aguas oceánicas en busca de sustento. Pero… ¿su capacidad de sobrevivir se debe solo a las características de su estilo de vida?

Un estudio del 2018 que se publicó en la revista Cell buscó responder tal incógnita. Melissa Llardo, del Centro de Geogenética de la Universidad de Copenhague, quien fue la autora principal del estudio, comentó a National Geographic que para ese fin se realizaron pruebas físicas y de ADN al pueblo Bajau.



Para poder comparar sus resultados, la investigadora también uso como grupo control a las tribus Saluan, que viven en la isla principal de Indonesia. Según se observó, la tribu nacida para sobrevivir en el agua tenía bazos hasta 50% más grandes que los Saluan.

El bazo, aunque no es un órgano indispensable, ayuda a nuestro organismo a mantener la salud del sistema inmune y a reciclar glóbulos rojos. Según parece, en otros animales como los lobos marinos, tener un bazo más grande los ayuda a permanecer bajo el agua por más tiempo.

Además de lo anterior, al analizar el ADN se observó que las tribus que pueden sobrevivir más tiempo bajo el agua tienen un gen conocido como PDE10A que podría ser el responsable del tamaño agrandado del bazo. En consecuencia, los hallazgos sugieren que las fuerzas evolutivas y de selección natural podrían haber generado esa mutación en los Bajau para ayudarlos a subsistir como ‘nómadas del mar’.

Con los descubrimientos anteriores, podríamos decir que el éxito de los Bajau se basa simplemente en su adaptación genética. Sin embargo, esa es tan solo la mitad de la historia.

Aunque aún no se han comprobado las hipótesis, otros investigadores como Richard Moon, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke, consideran que la acción temprana de los Bajau también podría influir en sus capacidades extraordinarias para el buceo libre.


Desde muy pequeños, los miembros de la tribu Bajau se revientan los tímpanos descendiendo a grandes profundidades para aprender a sobrevivir bajo el agua. Asimismo, según Moon, la repetición continua de la apnea entrena poco a poco al cuerpo para superar las altas condiciones de presión que se presentan cuando estamos a metros por debajo del nivel del mar.

De acuerdo a sus planteamientos, los Bajau podrían entrenar a su organismo para evitar la dilatación de los vasos sanguíneos que suele darse cuando nos sumergimos bajo el agua. Al evitar dicho proceso, los miembros de la tribu se libran del riesgo de que sus venas se “revienten” a causa de la presión.

Claramente, por ahora dicha capacidad no se ha comprobado con un estudio biológico. Por lo que, antes de colocarla a la par con el aumento del tamaño del bazo, será necesario que se hagan más estudios que profundicen en el tema.

Además de todo lo anterior, según aclara National Geographic, los Bajau activan un proceso conocido como “reflejo de inmersión” cada vez que se sumergen. Realmente, ese mecanismo en común para todos los humanos ralentizando nuestra frecuencia cardiaca y estrechando tanto los vasos sanguíneos como el bazo. Ese estado nos ayuda a ahorrar tanto energía como oxígeno y, sin duda alguna, la tribu que puede sobrevivir bajo el agua cuenta con él a mucho mayor nivel que la población general.

Debido a eso, su organismo está acostumbrado a funcionar en condiciones muy similares a otro estado corporal conocido como hipoxia aguda. El detalle con ese último es que se trata de una condición médica que ocasiona una rápida pérdida de oxígeno en los humanos.

Para Moon, estudiar a las tribus Bajau podría ayudarnos también a entender más sobre la hipoxia aguda. De esa forma, se podría comprender qué tanto puede afectar el organismo y qué mecanismos serían necesarios para hacerle frente.

Ahora, el gran problema es que la situación actual con la pesca industrial y la contaminación de los ecosistemas está obligando a cada vez más bajaus a abandonar sus lepa lepas y asentarse en tierra firme. De sostenerse dicha situación, en el futuro cercano los secretos evolutivos de los Bajau y todo lo que podríamos aprender de ellos podrían quedar perdidos para siempre en el mar.

Referencia:

Physiological and Genetic Adaptations to Diving in Sea Nomads: https://doi.org/10.1016/j.cell.2018.03.054

Fuente:

https://www.tekcrispy.com/2021/10/02/historia-tribu-bajau-humanos-geneticamente-adaptados-sobrevivir-bajo-agua/

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

¿Por qué los pavos congelados explotan cuando se fríen?

Internacional

5 peligros del uso de los fuegos artificiales

Internacional

Charles Chaplin

Internacional

Grano de café venezolano triunfa en I Subasta Virtual