Post

¿Qué es el colesterol bueno?

¿Cómo aumentarlo?


Las personas con frecuencia se refieren al colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) como colesterol “bueno”, ya que ayuda a transportar y eliminar otras formas de colesterol del cuerpo.

Niveles más altos de colesterol bueno, junto con niveles más bajos de colesterol total y colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL) “malo”, pueden reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca.

 

El cuerpo produce todo el colesterol que necesita y la dieta es de donde provienen la mayoría de las fuentes modificables de colesterol. Por lo tanto, cambiar la dieta puede ayudar a aumentar el colesterol bueno y disminuir otras formas de colesterol. Otros cambios en el estilo de vida pueden ayudar a apoyar estos esfuerzos.

 

El colesterol es una sustancia cerosa y grasosa llamada lípido. El hígado produce todo el colesterol que el cuerpo necesita. Dentro del cuerpo, el colesterol viaja a través de la sangre en dos tipos diferentes de proteínas llamadas lipoproteínas.

 

El colesterol LDL es el que conforma la mayoría del colesterol del cuerpo. Algunas veces, las personas lo llaman colesterol malo ya que niveles muy altos de esta sustancia circulando en el cuerpo pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.

 

En contraste, algunas veces las personas se refieren al colesterol HDL como el colesterol bueno, ya que niveles más altos de este pueden reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

 

¿Por qué es bueno?

 

El colesterol HDL es conocido como el colesterol bueno debido a las funciones que realiza en el cuerpo. Al circular en el torrente sanguíneo, ayuda a eliminar otras formas de colesterol, absorbiéndolo y transportándolo al hígado. Luego, el hígado puede reprocesar el colesterol para usarlo o enviarlo fuera del cuerpo como un desecho.

 

Este proceso ayuda a evitar que el colesterol se adhiera al recubrimiento de las arterias y que se convierta en placa. La placa es una mezcla de colesterol y otras sustancias grasosas que se adhieren a las paredes de las arterias. Con el tiempo, esto puede acumularse y hacer que la abertura de las arterias se estreche, una afección llamada aterosclerosis.

 

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés) indican que la aterosclerosis es un factor de riesgo para complicaciones graves. Las arterias estrechas pueden causar factores de riesgo para la enfermedad cardíaca, como hipertensión arterial. Adicionalmente, las arterias estrechas pueden ser más susceptibles a los coágulos de sangre, lo que puede poner a una persona en riesgo de eventos graves como un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.


La combinación de mantener el colesterol total bajo mientras se mantiene el colesterol HDL alto puede ayudar a reducir este riesgo y evitar una enfermedad cardiovascular.



¿En qué se diferencia del colesterol ‘malo’?

 

Los términos “bueno” y “malo” son útiles para ayudar a explicar las funciones del colesterol. Ambos tipos de colesterol tienen un propósito en el cuerpo cuando se equilibran.

El colesterol ayuda al cuerpo a formar nuevas membranas celulares. También es importante para producir vitamina D y algunas hormonas, como las hormonas sexuales y cortisol, la hormona del estrés. El hígado también usa colesterol para formar la bilis, que digiere las grasas.

 

El colesterol LDL es malo porque se acumula como una placa dentro de las arterias, así que el colesterol LDL adicional es innecesario. Los niveles altos de LDL ponen a una persona en riesgo de aterosclerosis, un factor de riesgo importante para la enfermedad cardíaca.

En contraste, los niveles más altos de colesterol bueno pueden reducir el riesgo de una persona de desarrollar una enfermedad cardíaca.

 

¿Qué es un buen nivel de colesterol LDL?

 

Según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, el colesterol no tiene ningún síntoma en sí, es por eso que es importante realizar chequeos regulares de colesterol.

Una prueba de perfil de lípidos puede mostrar niveles de: colesterol total, triglicéridos o grasas en la sangre, colesterol LDL, colesterol HDL.

 

Para el colesterol HDL, un número más alto indica un riesgo más bajo de una enfermedad cardíaca. El colesterol HDL bajo (no deseable) es algo menos de 40 miligramos por decilitro (mg/dl). Cualquier valor entre 40 y 60 mg/dl es normal, mientras que una lectura de 60 mg/dl o más, indica colesterol HDL alto (deseable).

 

Los alimentos que pueden promover niveles de colesterol sano incluyen aquellos que: son más bajos en grasas saturadas, son más altos en grasas no saturadas, son más altos en fibras sanas para el corazón, Alimentos ricos en fibra.

 

Los alimentos ricos en fibra son sanos para el corazón y pueden ayudar a controlar los niveles de colesterol. Según una revisión de 2017, la fibra soluble en la dieta reduce la absorción de colesterol y los ácidos biliares que el hígado usa para producir colesterol.

 

Los alimentos naturalmente ricos en fibra incluyen: avena, cáscara de psyllium, legumbres como lentejas, frijoles y guisantes, granos integrales, alcachofas, manzanas, aguacate.

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) indican que elegir las grasas no saturadas puede ayudar a evitar y controlar el colesterol LDL alto mientras aumenta el colesterol HDL.

 

Los alimentos ricos en grasas no saturadas incluyen: aguacate, aceitunas, nueces y semillas, aceites vegetales como aceite de oliva y aceite de girasol, aceite de pescado como salmón, macarela, sardinas y arenque.

 

Adicionalmente, una persona puede beneficiarse si evita los alimentos que aumentan el colesterol malo. Los CDC recomiendan elegir los alimentos bajos en: grasas saturadas, grasas trans, sodio azúcar añadida. Es posible que las personas también quieran evitar las grasas trans y las grasas saturadas como las que se encuentran en los productos animales, incluyendo: carnes procesadas, carnes rojas altas en grasa, aves de corral, productos lácteos altos en grasa como el queso.


Los aceites vegetales tropicales que son sólidos a temperatura ambiente también pueden ser más altos en grasas saturadas, como el aceite de coco y palma. En su lugar, elige productos magros o bajos en grasa, como: carne magra, aves de corral sin piel, productos lácteos bajos en grasa o descremados como leche y yogur, granos integrales, frutas y vegetales.

 

Otros consejos para aumentar el colesterol “bueno”

 

Aunque los niveles altos de colesterol HDL tienen relación con una disminución del riesgo cardiovascular, los ensayos clínicos que aumentan los niveles de HDL no han demostrado resultados en la reducción de estos riesgos. Puede ser que el índice de colesterol LDL y HDL sea más importante, ya que el colesterol HDL no puede transportar tanto colesterol al hígado.

 

La Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) indica que el colesterol HDL solo transporta aproximadamente de un tercio a un cuarto de colesterol en la sangre.

Por eso es que las intervenciones de los problemas con colesterol usualmente involucran métodos para reducir primero el colesterol LDL. Esto puede mejorar el equilibrio entre el colesterol LDL y HDL en el cuerpo.

 

Los CDC dicen que las estrategias para mejorar el equilibrio del colesterol incluyen:

 

Hacer ejercicio físico regular: la actividad física puede ayudar a aumentar el colesterol bueno y reducir los triglicéridos en la sangre. Mantener un peso moderado: mantener un peso moderado puede ayudar a mejorar el equilibrio del colesterol y otros factores de riesgo modificables para la enfermedad cardíaca.

 

Dejar de fumar: fumar aumenta muchos factores de riesgo para la enfermedad cardíaca, como daño a los vasos sanguíneos, endurecimiento de las arterias y reducción del colesterol HDL.

 

Limitar el consumo de alcohol: tomar cantidades excesivas de alcohol puede aumentar los triglicéridos y el colesterol. Por lo tanto, enfócate en beber con moderación, consumir no más de 2 bebidas al día para los hombres y 1 bebida al día para las mujeres. Beber con moderación también puede aumentar el colesterol HDL bueno.

 

Adicionalmente, encontrar formas para controlar el estrés puede ser importante. Demasiado estrés puede aumentar los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y aumentar los niveles del colesterol LDL.

 

Algunas actividades para aliviar el estrés incluyen: ejercicios de respiración, meditación, actividades de movimiento como yoga o tai chi, dormir adecuadamente todas las noches

 

Resumen

El colesterol HDL juega un papel importante en el cuerpo, como transportar el colesterol de regreso al hígado para expulsarlo del cuerpo.

Mantener los niveles de colesterol balanceados al reducir el colesterol malo y aumentar el colesterol bueno puede ayudar a asegurarse de que el cuerpo puede mantener estas funciones. También puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y sus complicaciones. Evitar el colesterol alto usualmente involucra cambios en la dieta y en el estilo de vida.

 

Lee el artículo en inglés.

Traducción al español por HolaDoctor.

Edición en español por Stella Miranda el 26 de septiembre de 2021.

Versión original en inglés actualizada el 29 de junio de 2021.

Última revisión médica en inglés realizada el 29 de junio de 2021.

Fuente:

https://www.medicalnewstoday.com/articles/es/que-es-colesterol-bueno#Resumen

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

5 enfermedades infecciosas que están ganando la batalla

Internacional

5 peligros del uso de los fuegos artificiales

Internacional

Charles Chaplin

Internacional

Grano de café venezolano triunfa en I Subasta Virtual