Post

Sésamo o Ajonjolí

Un regalo de fibra, calcio y omega 3


Las semillas de sésamo y el aceite que se obtiene de él son un ingrediente insustituible en la cocina india y de Oriente Medio, en platos como el hummus, pero destacan además por sus grandes atributos medicinales.

El sésamo, también conocido en castellano como ajonjolí, es una semilla prodigiosa de la que se tiene constancia que se cultivó en Mesopotamia hace cuatro mil años. Pudo ser importada a Europa por los romanos desde Oriente Medio y la India. En el Egipto clásico el sésamo, que conocían como semset, ya era muy utilizado como alimento, y en Babilona era usado, además de como alimento, para la elaboración de perfumes.

El sésamo, como es bien sabido, está en la base de la preparación de apetitosos platos como el gomasio, el tahini o, sobre todo el hummus de garbanzos, y su aceite, muy apreciado, se emplea de forma generalizada en repostería.

Pero su valor no es sólo gastronómico, ya que tanto sus semillas como su aceite pueden aportar diversos beneficios a la salud, desde ayudar frente a la hipertensión o la diabetes, al fortalecimiento de los huesos, o ser útil en periodos como la menopausia. Ya que es rico en fibra, minerales como el hierro o el calcio, o ácidos grasos omega 3.

¿Cómo es y dónde se encuentra el sésamo?

El sésamo Sesamum indicum L. es una planta oleaginosa de la familia de las pedaliáceas, de hasta 2 metros de alto, con el tallo recio y cuadrangular, hojas de forma triangular o acorazonada, puntiagudas, de márgenes aserrados, de color verde brillante, a veces con irisaciones rojizas, y flores solitarias de corola blanca o rosada y forma acampanada, que aparecen en las axilas de las hojas. Los frutos son vainas de color pardo claro y hasta 7 cm de largo, que contienen en su interior numerosas semillas oleaginosas de unos 4 mm de longitud, de forma aplanada y color variable, crema, blanco, pardo o negro.



Su verdadero origen no está del todo claro, pero podría proceder del África tropical o del sur de la India. Se cultiva a cierta escala no solo en la misma India, sino también en China, Birmania, Oriente Medio, sur de Europa, en Egipto y Sudán, e incluso en México y Centroamérica.

Del sésamo se aprovechan sus semillas y el aceite que de ellas se obtiene por presión en frío. Es un aceite aromático, de alta calidad, que recuerda al de oliva. La composición química del sésamo incluye:

Sesamina y sesamolina (lignanos).

Ácidos grasos insaturados, como palmítico, oleico, linoleico y esteárico, del grupo omega 3.

Fenoles (alcoholes) como el sesamol y el sesaminol, con virtudes antioxidantes.

Mucílagos.

Fitosteroles.

Sales minerales (calcio, hierro, magnesio, fósforo, sodio, zinc).

Proteínas, aminoácidos (metionina).

Colina (componente esencial de la acetilcolina, un neurotransmisor), lectina.

Fibra.

Vitaminas del grupo B, como la B1 o tiamina y la B2 o riboflavina.


El valor nutricional del sésamo queda determinado de esta manera por cada 100 gramos de porción comestible: 614 kilocalorias, 18.3 gr de proteínas, 9 gr de hidratos de carbono, 8.3 gr de lípidos saturados, 21.7 gr lípidos monoinsaturados, 25.5 gr poliinsaturados, 7.9 gr fibra, 20 mg sodio, 670 mg calcio, 10.5 mg hierro, 350 mg magnesio, 470 mg potasio, 720 mg fosforo, 7,16 mg Zinc, 0.75 mg Vitamina B6, 0.93 mg Tiamina.

Fuente:

https://www.webconsultas.com/belleza-y-bienestar/plantas-medicinales/que-es-el-sesamo-principios-activos?utm_source=webconsultas&utm_medium=notificaciones&utm_campaign=belleza-y-bienestar

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

5 enfermedades infecciosas que están ganando la batalla

Internacional

5 peligros del uso de los fuegos artificiales

Internacional

Charles Chaplin

Internacional

Grano de café venezolano triunfa en I Subasta Virtual