Post

Consejos nutricionales para la artritis psoriásica

¿Qué alimentos comer y cuáles evitar?


La artritis psoriásica es una afección crónica que hasta este momento no tiene cura. El tratamiento gira alrededor del manejo a largo plazo de los síntomas, y la dieta de una persona puede jugar un papel clave en esto.

Las personas con artritis psoriásica experimentan hinchazón, dolor y rigidez en las articulaciones, fatiga y otros síntomas. Muchas personas con artritis psoriásica también tienen afectación cutánea, que es el síntoma distintivo de la psoriasis.

Ninguna dieta específica causará o tratará la psoriasis o artritis psoriásica, pero algunos consejos dietéticos pueden ayudar a controlar los síntomas.

Los alimentos y hábitos dietéticos que pueden beneficiar a las personas con artritis psoriásica son similares a aquellos que se consumen para reducir el riesgo de afecciones metabólicas.

La inflamación crónica parece jugar un papel en varios tipos de artritis y varias afecciones metabólicas, y puede empeorar los síntomas.

El consumo de alimentos que contienen fibra y antioxidantes puede ayudar a reducir la inflamación y sus síntomas asociados.

Algunos alimentos antiinflamatorios que pueden ayudar incluyen: bayas, vegetales de hojas verdes, matcha o té verde, muchas hierbas y especias.

La Fundación de la Artritis insta a las personas con un tipo de artritis a comer fibra, ya que hay evidencia que sugiere que también puede reducir la inflamación.

Recomienda seguir una dieta rica en antioxidantes, ya que estos pueden ayudar a reducir la inflamación al eliminar los radicales libres. Los radicales libres son subproductos de muchos procesos corporales que pueden afectar negativamente la salud.

Algunos alimentos que proporcionan fibra y antioxidantes incluyen: frutas y verduras frescas, granos integrales, proteínas bajas en grasa, como las legumbres, nueces y semillas, pescado graso y otros tipos de pescado.

La dieta de una persona también debe incluir grasas saludables, como: aceite de oliva extra virgen, aceite de aguacate, otros aceites vegetales.

Los pescados como el salmón, la trucha y el arenque contienen grasa saludable que es buena para la salud del corazón. También proporcionan ácidos grasos omega-3 antiinflamatorios.

Algunos estudios sugieren que las personas con una enfermedad psoriásica tienen un mayor riesgo de tener deficiencia de vitamina D que otras personas. La vitamina D desempeña un papel en el mantenimiento de la salud de la piel.



Si bien la mayoría de la vitamina D proviene de la exposición al sol, las fuentes dietéticas también son importantes.

Algunas fuentes buenas de vitamina D incluyen: yema de huevo, productos lácteos fortificados, cereales y jugo de naranja, pescados grasos.

El jengibre es alto en antioxidantes, y puede tener propiedades antiinflamatorias. Tres compuestos antioxidantes presentes en el jengibre son el gingerol, el shogaol y el paradol.

Un estudio de 2015 sugiere que el jengibre puede ayudar a reducir el dolor asociado con la osteoartritis. Sin embargo, no menciona específicamente la artritis psoriásica.

La curcumina es un químico en la cúrcuma, y podría ser beneficiosa para las personas con artritis psoriásica. Una revisión de 2018 lista la curcumina como un remedio natural que podría ayudar a las personas con psoriasis.

Según la Fundación Nacional de Psoriasis, las carnes rojas grasas, los azúcares refinados, los alimentos procesados y los productos lácteos pueden aumentar la inflamación, y empeorar los síntomas de la psoriasis. Cada uno de estos alimentos también puede contribuir al aumento de peso.

Además, muchos alimentos procesados contienen un tipo de grasa altamente procesada conocida como grasas trans. Esta no es una grasa saludable.

Una revisión de 2018 sugiere que perder peso a través de la dieta y el ejercicio puede disminuir la inflamación general y ayudar a aliviar los síntomas de la psoriasis y artritis psoriásica. Sin embargo, los autores solicitan más evidencia para confirmar esto.

Los alimentos que pueden desencadenar o empeorar la inflamación incluyen grasas saturadas de alimentos procesados, carbohidratos simples, azúcar y alcohol.

Por esta razón, las personas con artritis psoriásica podrían querer evitar: alimentos y bebidas con azúcar añadido, incluidos refrescos y caramelos, pan blanco, arroz blanco y otros productos procesados de panadería y cereales, galletas, pasteles y bocadillos empaquetados, carnes procesadas, como tocino, salchichas y perros calientes, alimentos fritos y alimentos que contienen grasas trans, bebidas alcohólicas, dieta amigable para los intestinos.

El equilibrio de las bacterias en el intestino puede afectar la salud general de una persona, incluyendo su sistema inmunitario, metabolismo y peso. Algunos científicos sugieren que los cambios en las bacterias intestinales pueden aumentar el riesgo de desarrollar artritis psoriásica.

Un estudio de 2015 comparó las bacterias intestinales de las personas sanas con las de las personas con artritis psoriásica. Los investigadores encontraron que las personas con psoriasis y artritis psoriásica tenían menos bacterias intestinales menos diversas que las personas sanas, y carecían de varios tipos de bacterias saludables.


Algunos alimentos y suplementos que pueden mejorar la salud de las bacterias intestinales incluyen:

Alimentos fermentados: el kimchi, el kéfir, la kombucha, el chucrut, el yogur y el miso contienen bacterias beneficiosas.

Probióticos: los diferentes tipos tienen diferentes funciones. Una persona debe pedirle a su médico o nutricionista que le recomiende una opción apropiada.

Fibra: esto también puede beneficiar la salud y la microbiota intestinal, según un estudio de 2018.

Algunas investigaciones sugieren que las personas con una enfermedad psoriásica pueden ser más propensas a tener enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten. Las personas con estas afecciones no pueden tolerar el gluten.

Si las pruebas encuentran que una persona tiene sensibilidad al gluten, es probable que se beneficie de seguir una dieta sin gluten. Sin embargo, las personas siempre deben hablar con un médico antes de adoptar una dieta libre de gluten, ya que podría no ser adecuada para todos. Una dieta sin gluten necesita una planificación cuidadosa, ya que puede aumentar el riesgo de algunas deficiencias nutricionales.

Mantener un peso moderado puede ayudar a evitar la obesidad y otras comorbilidades asociadas con enfermedades psoriásicas, como presión arterial alta, niveles altos de lípidos y enfermedad cardíaca.

Seguir una dieta con control de calorías puede ayudar. Una dieta no restrictiva que se centre principalmente en frutas frescas, vegetales y granos enteros también puede ayudar a una persona a controlar su peso.

En general, es probable que una dieta que haga hincapié en los alimentos de origen vegetal y limite la ingesta de alimentos procesados sea beneficiosa.

Fuente:

https://www.medicalnewstoday.com/articles/es/dieta-para-la-artritis-psoriasica#resumen

 

 

 

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

5 enfermedades infecciosas que están ganando la batalla

Internacional

5 peligros del uso de los fuegos artificiales

Internacional

Charles Chaplin

Internacional

Grano de café venezolano triunfa en I Subasta Virtual