Post

Vestir a la mascota: ¿es aconsejable?

¿Cuándo y cómo hacerlo?


Cada vez es más común ver a las mascotas con ropa, tanto dentro como fuera de los hogares. Desde chubasqueros o abrigos, hasta disfraces o accesorios temáticos, como por ejemplo de Navidad, el mercado ofrece una gran variedad, que a veces no tiene nada que envidiar a las colecciones prêt à porter humanas, excepto porque no hay que olvidar que no dejan de ser animales y estos ropajes –mal usados– pueden suponer un riesgo para ellos.

“En principio ningún animal excepto el hombre tiene la necesidad de vestirse”, así nos contesta María Luisa Fernández Miguel, presidenta del Colegio de Veterinarios de Tenerife y vocal de pequeños animales de la Organización Colegial Veterinaria Española (OCV), cuando le preguntamos si es recomendable vestir a las mascotas. Y es que, ante las bajadas de las temperaturas y la llegada de las lluvias son muchos los que quieren proteger a sus animales con prendas de ropa, aunque a veces puede ser incluso contraproducente.

Y es que, “todos los animales con los que convivimos han evolucionado genéticamente para protegerse del medio ambiente en el que viven con sus recursos propios, en unos casos el pelo, en otros plumas o escamas, o incluso capas de grasa subcutánea”, explica María Luisa; por tanto, parece que colocar ropa a las mascotas no es una necesidad del animal, sino que podría corresponder más con los deseos del dueño.

Aunque ya hemos dicho que no se recomienda vestir a los animales, ya que con su propia grasa y pelaje autorregulan su temperatura, es cierto que en algunos casos puede ser aconsejable, como por ejemplo:

En perros de pelo corto o poca grasa, y especialmente las razas pequeñas que vivan en climas muy fríos, como sería el caso de los chihuahuas.

Animales ancianos o enfermos. La ropa también puede ser necesaria cuando se trata de mascotas mayores o que padecen alguna enfermedad, en las que su sistema de regulación térmica puede estar dañado; aun así, lo mejor es que sea indicado por un veterinario. En el caso de las hembras, cuando están en celo es conveniente que usen unas braguitas especiales para evitar manchas.

Condiciones climatológicas adversas. En principio, aquellos que visten a sus mascotas lo hacen para protegerlas del frío o de la lluvia o nieve, no obstante, en los últimos años hay cierta tendencia a hacerlo por moda, especialmente en el caso de los perros, pues son los que salen a la calle a pasear y están más expuestos a la climatología.

No es recomendable en felinos. Los gatos suelen ser más reacios a llevar cualquier prenda, pues gran parte del día están lamiéndose el pelaje para limpiarlo, algo que no podrían seguir haciendo de estar vestidos. “En cualquier caso (las prendas) deben ser lo suficientemente amplias para no resultar molestas y los puntos de sujeción no deben producir roces en la piel”, aclara la presidenta del Colegio de Veterinarios de Tenerife.



Con paciencia y sin agobios. Finamente, se debe tener en cuenta que ningún animal es igual que otro, cada uno tiene una personalidad y, por ello, uno puede tolerar o incluso agradecer un abrigo contra el frío y otro, de la misma raza y edad, podría detestarlo. Por eso, lo mejor es que si crees que tu mascota necesita ropa lo pruebes con paciencia y sin agobiar al animal.

Aunque los expertos solo recomiendan vestir a las mascotas en determinados casos, si la tuya necesita llevar alguna prenda o accesorio es importante que tengas en cuenta que la ropa de los animales debe estar bien ajustada para que no se mueva, pero sin apretar en exceso, pues de hacerlo podría provocar heridas, irritaciones, o incluso podría impedir que el animal respirase con facilidad.

Si has decidido vestir a tu mascota, estos consejos te ayudarán a elegir ropa segura y cómoda para tu animal de compañía y otros consejos para su higiene:

Compra ropa que esté específicamente hecha para la raza de tu mascota, así se adaptará de manera perfecta a su anatomía. Recuerda comprar en tiendas de animales o sitios de confianza.

Esto es fundamental, elegir una prenda que sea del tamaño de nuestra mascota hará que se sienta cómoda y evitará tropiezos, roces o enganchones.

Tu mascota debe estar a gusto con la prenda que lleva puesta; no elijas ninguna que pueda limitar sus movimientos o hacer que se sienta incómoda.

La piel de los animales también debe cuidarse, especialmente en aquellos que la tienen sensible, y para ello lo mejor es elegir tejidos y materiales naturales, como el algodón, y elásticos para que se adapten lo mejor posible a su cuerpo.

Asegúrate de que el traje de tu mascota no lleve botones, adornos que se suelten con facilidad o hilos sueltos; no olvides que los animales son curiosos y podrían morder y arrancar estas piezas, con el riesgo de atragantamiento que esto supone.

Todavía hay mascotas que llevan cascabeles en sus collares o en su ropa. Te recomendamos que prescindas de ellos, porque los animales como perros y gatos tienen un oído mucho más desarrollado que el humano, por lo que escuchan los sonidos amplificados y un cascabel podría ser una verdadera tortura para ellos.


Una vez que ya has elegido la prenda que le vas a colocar a tu mascota, es importante que lleves a cabo unas comprobaciones para asegurarte de que tu mascota está cómoda y segura como, por ejemplo:

Si tu pequeño amigo se mueve mucho o intenta quitarse la prenda podría estar queriéndote decir que no está a gusto con ella.

Después de un rato con la ropa puesta, quítasela y analiza su piel en busca de irritaciones, rojeces o heridas, especialmente en las zonas de anclajes y en los bordes. La humedad generada por el sudor entre la prenda y el animal también puede causarles dermatitis, así que procura que no pasen mucho tiempo vestidos.

Al igual que lavas tu ropa, también tendrás que hacer lo mismo con la de tu perro, gato, conejo… María Luisa Fernández Miguel, presidenta del Colegio de Veterinarios de Tenerife y vocal de pequeños animales de la Organización Colegial Veterinaria Española (OCV), nos recomienda hacerlo con cualquier jabón apto para la ropa de personas, e insiste en dejarlo secar bien y seguir las instrucciones del fabricante. Además, explica que no es necesario desinfectar con ningún producto la ropa pues “es preferible que los tratamientos antiparasitarios se apliquen en el animal antes que en la ropa”.

Otra de las cosas que se suelen hacer cuando llegan cumpleaños o festividades como Halloween o Navidad es colocar accesorios a nuestras mascotas, diademas o gorros son los más comunes. Sin embargo, aunque existen estos accesorios hechos especialmente para las mascotas, la mayoría opta por colocar los que compramos para nosotros.

Esto supone un riesgo, y la presidenta del Colegio de Veterinarios de Tenerife nos advierte que “hay que tener cuidado con los accesorios rígidos para la cabeza porque si los animales se mueven pueden hacerse daño en los ojos o los oídos. Y siempre tenemos que usarlos únicamente si no suponen un problema para el animal. No es un problema si utilizamos estos accesorios para un momento o para unas fotografías, pero sí puede serlo si los usamos durante un tiempo largo”.

Fuente:

https://www.webconsultas.com/mascotas/cuidado-de-la-mascota/vestir-a-la-mascota-es-aconsejable-cuando-y-como-hacerlo?utm_source=webconsultas&utm_medium=notificaciones&utm_campaign=mascotas

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

5 enfermedades infecciosas que están ganando la batalla

Internacional

5 peligros del uso de los fuegos artificiales

Internacional

Charles Chaplin

Internacional

Grano de café venezolano triunfa en I Subasta Virtual