Post

Hipérico

Remedio antidepresivo natural


El hipérico o hierba de San Juan es un remedio natural para ayudar a tratar depresiones leves y moderadas y trastornos de ansiedad, en este artículo puedes conocer los beneficios para la salud, cómo se toma y cuándo está contraindicado.

Al hipérico se le conoce también como hierba de san Juan –también en inglés Saint John’s wort– porque tiende a mostrar sus flores coincidiendo más o menos con la festividad de este santo, aunque su floración puede darse antes, o incluso bastante después. Es una planta vistosa y muy común, ciertamente bien conocida por las gentes del campo y con múltiples aprovechamientos tradicionales y medicinales, como en seguida veremos.

El hipérico Hypericum perforatum L. es una más entre la veintena de especies de hipéricos nativos en Europa, a los que hay que añadir algunas más de jardinería. Con fines medicinales se suele usar la que estamos citando, que por lo demás es también la más extendida y abundante. Se trata de una planta herbácea de hasta 60 cm de alto, muy ramificada ya casi desde su base, con las hojas ovales, sésiles –sin rabillo–, de punta aguda y numerosos ramilletes de flores de color amarillo intenso.

En las hojas y también en los pétalos, si se miran a contraluz, se aprecian unos agujeros o transparencias menudas que no son sino pequeñas glándulas nutridas de esencia, que es lo que indica su nombre específico de perforatum. Como se ha dicho, el hipérico florece al principio del verano, con oscilaciones según clima y altitud. Es muy común en márgenes de caminos, orlas forestales, prados y herbazales, y está extendido por toda Europa –salvo el extremo norte–, Turquía y Oriente Medio.

El hipérico se suele cosechar cuando se halla plenamente florido, y se debe dejar a secar a la sombra, en un espacio aireado y fresco. Los principios activos de la hierba de San Juan están muy bien estudiados y quedan resumidos a continuación:

Hipericina, hiperforina y otros derivados diantrónicos como pseudohipericina, protohipericina, naftodiantronas, etcétera. A la hipericina se le atribuye un alto valor sedante y antidepresivo.



Flavonoides con efectos antiespasmódicos y colagogos –que facilitan la expulsión de bilis desde la vesícula – como hiperósido (hiperina), quercitrósido, rutósido y otros.

Aceite esencial rico en alfa-pineno.

Derivados de las antocianinas, xantonas y carotenoides, con efectos antiinflamatorios y antioxidantes.

Ácidos cafeico y clo

Fitosteroles.

Cumarinas como la umbeliferona.

Colina, pectina.

Taninos en abundancia.

Diversos aminoácidos.

Estos principios activos confieren al hipérico una múltiple acción terapéutica, como antidepresivo, ansiolítico, sedante, antiséptico, antiviral, antibacteriano, astringente, antiinflamatorio, antiespasmódico, cicatrizante y como tónico venoso.

Útil para tratar la depresión leve a moderada: la hipericina parece ser el principal constituyente antidepresivo, pero no el único. Inhibe la acción de las enzimas monoamino oxidasas (IMAO), involucradas en la degradación de los neurotransmisores. Se ha demostrado también que regula los niveles de dopamina y actúa como antagonista de los receptores de adenosina del tipo GABA. La hiperforina es también un potente inhibidor de la recaptación de dopamina, serotonina, noradrenalina y glutamato, neurotransmisores presentes en el sistema nervioso central.


Por todo ello está considerado uno de los mejores recursos herbarios para el tratamiento natural de procesos depresivos moderados o incipientes, estados de ansiedad, terrores nocturnos, tics nerviosos y situaciones de irritabilidad. Se han realizado numerosos estudios clínicos al respecto, como el de la Universidad Nacional de Singapur, publicado en Science Direct, y otra revisión de la Universidad de Berlín, Campus Benjamín Franklin, publicado en The BMJ, por poner algunos ejemplos. De hecho, como indica en su trabajo fin de grado de Christian Cantero, de la faculta de Medicina de la Universidad de Cantabria, “el uso de hipérico como antidepresivo ha sido aceptado por el Herbal Comitee of Medical Products (HCMP) perteneciente a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), validando así oficialmente el resultados de una multitud de ensayos clínicos”.

Calmar los nervios: se destina usualmente a tratar los desórdenes neurovegetativos asociados a procesos depresivos y ansiosos, los vinculados a la menopausia y a otras situaciones generadoras de nervios de la vida diaria, como se puede observar en un ensayo llevado a cabo por un equipo de la Mashad University of Medical Sciences de Irán, publicado en Journal of Cellular Physiology. Se cree que la hiperforina podría reducir los niveles de óxido nítrico, cuyo exceso explica el desencadenamiento de trastornos neurovegetativos.

Combatir la fatiga: la Agencia Española del Medicamento señala a los preparados con hipérico como remedios eficaces para combatir estados de astenia y debilidad, pérdida de vitalidad, fatiga y alteraciones del sueño.

Se ha demostrado útil para tratar los casos de hiperactividad infantil y la enuresis nerviosa.

Solucionar problemas digestivos: el hipérico o hierba de San Juan, asociado a otras plantas digestivas como la manzanilla, el tilo, el poleo o la malva, se indica en fitoterapia para aliviar las indigestiones nerviosas, con pesadez estomacal, náuseas, espasmos y gases.

Fuente:

https://www.webconsultas.com/belleza-y-bienestar/plantas-medicinales/que-es-el-hiperico-o-hierba-de-san-juan-y-principios-activos?utm_source=webconsultas&utm_medium=notificaciones&utm_campaign=belleza-y-bienestar

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

5 enfermedades infecciosas que están ganando la batalla

Internacional

5 peligros del uso de los fuegos artificiales

Internacional

Charles Chaplin

Internacional

Grano de café venezolano triunfa en I Subasta Virtual