Post

¿Te detectaron diabetes?

¿Qué frutas se recomienda evitar?


La fruta es una opción saludable, tanto como bocadillo y también como parte de una comida balanceada. Contiene muchos nutrientes importantes, como la fibra. Sin embargo, algunas frutas tienen un alto contenido de azúcar, lo que puede hacer que el azúcar en la sangre aumente.

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales recomienda que las personas con diabetes incluyan frutas como parte de una dieta balanceada.

Comer frutas y verduras puede poner a una persona en menor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y cáncer. La fruta también es una fuente importante de vitaminas, minerales y fibra.

Sin embargo, la fruta también puede ser alta en azúcar. Las personas con diabetes deben vigilar su consumo de azúcar para evitar picos de azúcar en la sangre.

Dicho esto, hay una diferencia entre el tipo de azúcar en la fruta y el tipo de azúcar en otros alimentos, como el chocolate y los productos horneados.

Normalmente, una persona no debe tener que excluir la fruta de su dieta. De hecho, un estudio realizado en 2017 sugiere que comer fruta en realidad puede ayudar a prevenir la diabetes.

Sin embargo, puede valer la pena que las personas que ya tienen diabetes limiten su ingesta de las siguientes frutas.

Frutas con alto contenido de azúcar

El índice glucémico (IG) muestra cuánto, un determinado alimento puede elevar el azúcar en la sangre de una persona después de haberlo comido.

Si un alimento tiene una puntuación de IG de entre 70 y 100, es alto en azúcar. Algunas frutas con una puntuación en este rango incluyen: las sandías, dátiles secos, piñas, bananas demasiado maduras.

Estas frutas siguen siendo seguras para que una persona con diabetes las coma. Sin embargo, deben hacerlo con moderación. Consumir porciones más grandes de frutas que tienen puntuaciones de IG más bajo, puede ser más adecuado para una persona con diabetes.

La mayoría de las otras frutas tienen una puntuación de IG baja a media. Muchas personas creen que dado que la fruta a menudo es alta en azúcar, las personas con diabetes deben evitarla.



Sin embargo, los azúcares en la fruta fresca no son azúcares “libres”. Los azúcares libres son los azúcares añadidos y los azúcares presentes en la miel, jarabes, néctares y jugos de frutas y verduras sin azúcar. El azúcar en la fruta fresca es fructosa, que no tiene mucho efecto sobre el azúcar en la sangre o los niveles de insulina de una persona, según un artículo de 2017.

Los alimentos como el chocolate, los productos horneados y algunos refrescos tienen altos niveles de azúcares libres, que causan picos en el azúcar en la sangre.

Según Diabetes UK, la cantidad de carbohidratos que una persona come tiene el mayor impacto en sus niveles de azúcar en la sangre.

Si una persona está siguiendo una dieta baja en carbohidratos, debe identificar qué carbohidratos está comiendo que sean bajos en nutrientes o poco saludables de otras maneras y eliminarlos primero. La fruta fresca tiene muchos beneficios para la salud, por lo que puede no ser la primera en la lista.

Esta tabla describe el contenido de carbohidratos en varias frutas en comparación con otros alimentos ricos en carbohidratos:


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) afirman que beber jugo de fruta durante una comida o por sí solo, aumenta rápidamente los niveles de azúcar en la sangre de una persona.

Sin embargo, la combinación de fibra y azúcares simples en la fruta ralentiza la absorción de azúcar en la sangre cuando una persona come frutas enteras.

Un estudio de 2013 analizó cómo el consumo de frutas afecta la probabilidad de que una persona desarrolle diabetes tipo 2.

Los resultados mostraron que las personas que consumían más fruta entera tenían menos probabilidades de desarrollar la condición. Las personas que bebían grandes cantidades de jugo de fruta tenían más probabilidades de desarrollar la condición.

Un estudio de 2017 tuvo resultados similares. Los investigadores encontraron que el consumo de fruta fresca reducía el riesgo de una persona de desarrollar diabetes tipo 2. También encontraron que las personas con diabetes que comían fruta fresca regularmente tenían un menor riesgo de desarrollar condiciones cardiovasculares o de morir.

Una persona también puede incluir frutas secas en su dieta, siempre y cuando no se sequen con azúcar agregada.

En un estudio de 2017, los investigadores encontraron una correlación positiva entre comer nueces y frutas secas, y la prevención de la diabetes tipo 2.

La Sociedad de Diabetes de Estados Unidos (ADA, por sus siglas en inglés) confirma que las frutas secas pueden ser una buena opción para las personas con diabetes, pero deben tener en cuenta el hecho de que el tamaño de las porciones puede ser pequeño.

La ADA sugiere que las personas tengan cuidado con ciertas frases en las etiquetas de los productos. Por ejemplo, deben optar por productos con etiquetas que digan: envasados en sus propios jugos, sin azúcar, sin azúcar agregada.

Una forma de reemplazar la fruta procesada en la dieta es congelar frutas frescas, como rodajas de banana. Según Diabetes UK, una persona puede triturar esta fruta congelada después de un par de horas para hacer un helado saludable.

Una persona con diabetes debe tratar de comer al menos 5 porciones de frutas y verduras todos los días.

Según Diabetes UK, las siguientes cantidades de fruta constituyen una porción:


La ADA también recomienda incluir fruta fresca, congelada o enlatada sin importar la dieta que siga una persona.

Recomiendan las siguientes cantidades de fruta con base a tres tipos de dieta diferentes:

El método del plato: esta dieta consiste en una pequeña fruta entera o media taza de ensalada de frutas, entre los otros alimentos que permite.

Conteo de carbohidratos: una fruta entera pequeña o media taza de fruta enlatada o congelada tiene aproximadamente 15 g de carbohidratos. La persona puede sustituir la fruta por otra porción de carbohidratos durante una comida o un día.

IG: la mayoría de las frutas tienen un puntaje de IG bajo debido a su alto contenido de fibra, por lo que pueden estar en la dieta de alguien que sigue la guía glucémica.

La ADA enumera varias frutas comunes que las personas con diabetes pueden tener en su dieta. Estas incluyen: manzanas, duraznos, aguacates, bananas, moras, arándanos, melones de castilla, cerezas, toronjas, uvas, melón dulce, kiwis, mangos, nectarinas, naranjas, papayas, peras, piñas, ciruelas, frambuesas, fresas, mandarinas.

Resumen

El consumo de frutas es una parte importante de la dieta de una persona. Aunque las frutas tienen una gran cantidad de azúcar, la fruta fresca no contiene azúcares libres, que son los que pueden afectar el azúcar en la sangre de una persona. Las frutas también tienen una alta cantidad de fibra, lo que ralentiza la absorción de azúcar en el torrente sanguíneo.

Varios estudios han demostrado que el consumo de frutas enteras puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diabetes. Por lo tanto, una persona debe buscar eliminar otros carbohidratos de su dieta y dejar la fruta como parte de su rutina dietética normal.

Traducción al español por HolaDoctor.

Edición en español por Suan Pineda el 5 de diciembre de 2021.

Versión original escrita el 29 de marzo de 2021.

Última revisión médica realizada el 29 de marzo de 2021.

Fuente:

https://www.medicalnewstoday.com/articles/es/peores-frutos-para-la-diabetes#resumen

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

5 enfermedades infecciosas que están ganando la batalla

Internacional

5 peligros del uso de los fuegos artificiales

Internacional

Charles Chaplin

Internacional

Grano de café venezolano triunfa en I Subasta Virtual