Post

Hacer un Buen uso del Agua

¿Por qué es importante?


Fuente: Ana Calzada

La superpoblación del planeta y el consumo desmedido han puesto en peligro algunos recursos naturales indispensables. Sin duda, el más importante de todos es el agua, del cual dependen casi todas nuestras actividades cotidianas: el aseo, la alimentación, el cuidado de la naturaleza o la producción de energía, entre otras.

Esta escasez tiene efectos negativos, especialmente en los países o zonas más pobres, pues el desabastecimiento se traduce en la aparición de enfermedades, crisis alimentarias, sequías y un aumento de la pobreza.

Hasta hace relativamente poco, el agua era considerada un recurso natural renovable. Sin embargo, ante el desequilibrio del ciclo hídrico que presenciamos en la actualidad, su renovación está en entredicho. La FAO estima que en el año 2030, cerca del 20% de los países en desarrollo tendrán problemas de acceso al agua.

A esta situación también han contribuido prácticas como la deforestación, la gestión ineficiente de las fuentes hídricas, la contaminación, la acción industrial desmedida, el cambio climático y la sobreexplotación de otros recursos naturales.

Ahorrar agua: el cambio empieza en nosotros

Según las Naciones Unidas, al menos 758 millones de personas en el mundo no tienen acceso al agua potable. En los países menos desarrollados, es necesario realizar largos trayectos hacia las fuentes hídricas, lo cual representa un esfuerzo adicional para las familias y comunidades.

Como es obvio, los países que más agua consumen son los más poblados del planeta: China, Estados Unidos, India y Brasil. Sin embargo, la lista se completa con aquellos con mayor presencia de industrias y comercio en general.

De ahí que la preservación de este recurso sea una preocupación mundial. Personas, empresas, gobiernos, organizaciones e instituciones deben trabajar para sensibilizar sobre la necesidad de hacer un uso responsable del agua, sobre todo si tenemos en cuenta que para el año 2050 la demanda crecerá un 55%.

En ese sentido, en los últimos años ha surgido la necesidad de crear y fortalecer redes de ciudadanía global que fomenten, entre otros, valores como el consumo responsable, la solidaridad y las prácticas sostenibles para el medioambiente.

El ahorro como hábito: educación y sostenibilidad

Entre otras cosas, estas redes de ciudadanía global se encargan de promover acciones para que las personas reflexionen sobre su papel en el entorno donde viven. En este caso, desarrollan campañas para sensibilizar sobre el consumo responsable del agua y el impacto positivo que esto puede tener en su vida diaria.

Puedes empezar ahora mismo. No importa si lo haces en casa, en el trabajo o durante las vacaciones. ¿Cómo? Aquí te damos algunos consejos prácticos para realizar un consumo responsable de agua, que puedes llevar a cabo sin invertir tiempo ni recursos extras:

  1. No utilices lavadoras ni lavavajillas a media carga. Si estás pensando en comprar alguno de estos electrodomésticos, asegúrate de que tengan la etiqueta de eficiencia A, que es la que garantiza un 50% del ahorro de agua y electricidad.
  2. Usa grifos monomando. El goteo de los grifos es uno de los enemigos más habituales del ahorro de agua. Contrólalo con grifos monomando o con aquellos diseñados especialmente para tal fin. Un problema de los grifos monomando es que si se abren a la mitad, entre la caliente y la fría, gastan agua caliente, aunque no llegue a salir caliente.
  3. La ducha antes que el baño. Si sigues esta recomendación, al final del año puedes ahorrar hasta 30.000 litros de agua. Además, al ducharte puedes usar cabezales de bajo consumo; otras personas son partidarias de poner un barreño para recoger el agua mientras ésta se calienta.
  4. Si tienes plantas, procura que sean autóctonas. Las plantas que ya están habituadas al medio no necesitan ser regadas con asiduidad. Además, riégalas a primera hora de la mañana o a última de la tarde.
  5. No laves el coche en casa; llévalo a un autolavado. Estos sitios están acondicionados para el ahorro del agua. En caso de que no puedas, adapta tus mangueras para que dosifiquen la cantidad de agua.
  6. Instala cisternas con doble descarga. Se calcula que se pueden ahorrar al menos 6 litros de agua en cada descarga. Si no puedes instalarlo, introduce una botella de plástico en la cisterna; el volumen que ocupa la botella será la cantidad de agua que ahorres en cada descarga.
  7. Compra sólo productos indispensables. Ten en cuenta que al comprar más artículos estás impulsando la fabricación de nuevos, algo que para las empresas supone, entre otras cosas, consumo de agua y energía. En cambio, si optas por un consumo responsable, contribuirás a frenar la superproducción.


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Internacional

19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Internacional

Semana Mundial del Agua

Internacional

Nacho y Greeicy fueron premiados con un disco de platino

Internacional

Amazonia en llamas