Post

Con una supercomputadora se realiza un nuevo estudio sobre el coronavirus

y muestra que las caretas protectoras no ayudan a detener la propagación


Un grupo de especialistas japoneses realizó un estudio, que determinó que las caretas protectoras son ineficaces por sí solas para detener la propagación del coronavirus, informa The Guardian. La investigación fue llevada a cabo por el centro Riken, que usó en su trabajo la computadora Fugaku, considerada la más rápida en el mundo.

Makoto Tsuborkura, líder del grupo de especialistas, señalo que crearon una simulación de un fujo de aire, que contenía gotas de diferentes tamaños: desde un micrómetro hasta varios cientos de micrómetros.

Los resultados del estudio muestran que casi el 100% de las gotas aerotransportadas de un tamaño menor a 5 micrómetros lograron salir, a pesar del uso de la careta. Además, este medio de protección no detuvo la propagación de aproximadamente un 50% de las gotas de 50 micrómetros durante el experimento.

Tsubokura declaró que la eficacia de las caretas protectoras para prevenir la propagación de gotas “de la boca de una persona infectada es limitada, en comparación con mascarillas”. Es especialmente ineficaz para gotas pequeñas “de menos de 20 micrómetros”, afirmó, añadiendo que estos medios de protección “funcionan para [prevenir la propagación de] las gotas mayores de 50 micrómetros”.

En ese contexto, recomendó a las personas que aconsejan no usar máscaras, llevar las caretas plásticas solo al aire libre o en habitaciones con buena ventilación.

El listado de ordenadores TOP500 calificó al superordenador Fugaku, desarrollado en Japón, como el dispositivo más rápido del mundo, informó el lunes la agencia Kyodo. El Fugaku fue diseñado con la participación del instituto científico Riken y la compañía tecnológica Fujitsu Ltd.

Además de ocupar el primer lugar de la lista TOP500, que se publica dos veces al año, se impuso en otras tres categorías relacionadas con el rendimiento en métodos computacionales.

El Fugaku realiza 415.000 billones de cálculos por segundo, y es 2,5 veces más rápido que el Summit, el sistema estadounidense que ocupó el primer lugar en el último “ranking” en noviembre del año pasado.

El superordenador fue trasladado al Centro Riken de Ciencias Computacionales de Kobe en mayo, y será usado para simulaciones en investigaciones científicas, así como en el desarrollo de tecnologías industriales y militares.  

Fuente: Actualidad RT


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Tecnología

¿Y si la materia oscura no fuera lo que todos piensan?

Tecnología

Deepfake o Ultrafalsos

Tecnología

Investigadores crean un elastómetro

Tecnología

Medicina personalizada: