Post

Inteligencia artificial

Arruina la emisión de un partido al confundir el balón con un árbitro calvo


La inteligencia artificial es probablemente la disciplina técnico-científica con más potencial de los últimos años, la que plantea una revolución sin parangón en nuestro mundo. Andrew Ng, uno de las personalidades más conocidas en este ámbito, la llama "la electricidad del siglo XXI". Y sin embargo es difícil dar una definición concisa y clara de qué es la inteligencia artificial.

No somos los primeros en intentarlo, ni mucho menos. Un señor llamado Alan Turing, padre de la informática, trató de dar respuesta a esa misma pregunta, y esquivó responderla directamente. En lugar de eso se inventó un test para tratar de determinar si algo poseía o no inteligencia artificial. Así nació un Test de Turing que para muchos expertos actuales no acaba de definir del todo este concepto.

Año 1956. Allen Newell, Herbert Simon, Marvin Minsky, Arthur Samuel y John McCarthy —que acuñó el término— se reúnen en Dartmouth College. Aquella reunión acabaría con un optimismo exagerado: no solo crearon de la nada la disciplina de inteligencia artificial: todos creyeron que desarrollar esa capacidad y dotar a las máquinas de la capacidad de pensar sería fácil.

“Fueron enormemente optimistas”, confirmaba Ramón López de Mántaras. Catedrático de Inteligencia Artificial en el CSIC y autor del libro “¿Qué sabemos de inteligencia artificial?”, este investigador nos acompañó en la primera entrega de Captcha, nuestro podcast dedicado a la inteligencia artificial. Como él mismo señalaba, en los últimos años 1950 y los primeros 1960 la inteligencia artificial vivió una era esplendorosa en la que las máquinas lograban jugar a las damas mejor que muchos seres humanos, resolvían problemas algebraicos y lógicos e incluso aprendían a hablar inglés.

La inteligencia artificial nos está facilitando enormemente la vida en muchos ámbitos del día a día, desde asistentes personales hasta la realización de nuestras fotos en un smartphone. Sin embargo, está todavía un poco verde en algunos sentidos como para confiarle tareas críticas en las que puede haber factores que no se han estudiado lo suficiente.

Ha sido el caso en la retransmisión en vídeo de un partido de fútbol, donde la cámara en vez de estar controlada por un operador humano, estaba controlada por software. Y, partiendo de que mucho de lo que puede salir mal acaba saliendo mal, la emisión se ha visto arruinada porque la inteligencia artificial ha confundido a un linier calvo con la pelota.

La retransmisión se dio en el contexto de un partido de la segunda división de la liga escocesa, conocida como Scottish Championship. El club local, el Inverness Caledonian Thistle FC, había anunciado días antes que tras dos pruebas exitosas en los últimos 14 días, estrenarían un nuevo sistema de retransmisión. El comunicado rezaba:

“ICTFC utilizará imágenes en vivo suministradas por el sistema de cámara Pixellot recién instalado en el Caledonian Stadium. El sistema Pixellot utiliza cámaras con tecnología de rastreo de balón de IA incorporada para producir imágenes en HD en vivo de todos los partidos del Campeonato SPFL en casa en el Caledonian Stadium”.

Sin embargo, es posible que durante esos 14 días de pruebas, el servicio no fuera probado con un jugador o árbitro calvo, o con esas condiciones de luminosidad concretas, porque como podemos ver en el vídeo y en el tuit anterior, la acción con el balón se quedaba fuera del rango de la cámara, la cual se centraba en seguir los movimientos del juez de línea.

Muchos aficionados del equipo comentaron el problema en directo, pero no pudo solucionarse a tiempo. El problema llegó al grado de que uno de los aficionados del equipo contrario, el Ayr Utd, se quejó en Twitter de no haber podido ver el gol de su equipo. El encuentro acabó 1-1.

Fuente: Genbeta


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Tecnología

Nueva funcionalidad de Microsoft 365

Tecnología

Deepfake o Ultrafalsos

Tecnología

Investigadores crean un elastómetro

Tecnología

Medicina personalizada: