Post

Puré de patatas cremoso

Receta de guarnición que siempre gusta


Recetas de guarnición hay muchas, pero mis preferidas son, sin duda alguna, las que llevan patata como base o como protagonista. Entre ellas, el puré de patatas me hace perder los papeles. Pero no cualquier puré de patatas. No. Porque no todo me vale. Mi preferida es la que les cuento a continuación: el puré de patatas cremoso.

Puede que, si eres de los que cuidas mucho la ingesta de grasa, piensas que este puré de patatas cremoso no es lo tuyo. Lleva mantequilla y nata en cantidades considerables, pero estos ingredientes son clave del éxito de esta guarnición y no podemos prescindir de ninguno. Mi recomendación es que sean comedidos con la cantidad que se sirvan y punto. Así pueden disfrutar de esta deliciosa guarnición.

Ingredientes:

800 g Patata nueva

200 ml Nata líquida para cocinar

100 g Mantequilla

100 ml Agua de la cocción de la patata

50 g Queso rallado (tipo Cheddar)

Sal

1Laurel hoja

Pimienta blanca molida

Preparación:

Pelamos y cortamos las patatas en trozos de igual tamaño. Con esto conseguiremos que todos ellos alcancen el punto de cocción adecuado al mismo tiempo. Llenamos una cacerola con agua, agregamos una cucharadita de sal y una hoja de laurel, para aromatizar, y la llevamos a ebullición. Introducimos las patatas troceadas y cocemos hasta que, al pinchar con un palillo, este penetre en la patata sin dificultad.

Retiramos la patata del agua de cocción y reservamos un vaso de esta última. El resto lo podemos desechar. Machacamos la patata con una prensa patatas o un tenedor, procurando que no queden restos de patata sin machacar. Si disponemos de un pasa-purés, mejor que mejor, pues este utensilio es perfecto para la tarea.

Pasamos un papel absorbente por la cacerola, que podemos usar durante todo el proceso y así nos evitamos manchar otros utensilios. Calentamos en ella la mantequilla, la nata líquida y el queso rallado, hasta obtener una mezcla homogénea. Agregamos la patata machacada y removemos hasta integrar.

Ajustamos el punto de espesor con el agua de cocción de la patata que tenemos reservado, aunque también podemos utilizar un poco más de nata líquida, leche evaporada o, simplemente, leche. Salpimentamos al gusto y removemos hasta que la mezcla se haya vuelto cremosa, esta es la textura que buscamos.

El puré de patatas cremoso es buen acompañante o guarnición de todo tipo de platos, elaborados a base de carnes y/o pescados. Es recomendable servirlo bien caliente, para que no pierda su textura cremosa. Podemos guardar las sobras en la nevera y regenerarlas, a fuego bajo, agregando un poco de leche o nata líquida para recuperar la cremosidad.

Fuente: Carmen Tía Alia / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras