Post

Coliflor en adobo

La versión vegana de una receta filipina que transforma por completo esta verdura


El pollo en adobo es un plato tradicional filipino que combina tonos dulces, ácidos y amargos en una salsa fragrante con la que se marina y guisa la carne de ave. Esta versión vegana aplica la misma técnica a la coliflor, creando un plato sorprendente por la potencia de sabores y aromas que transforma por completo a la humilde verdura. Se acabó asociar a la coliflor con olores sulfurosos o un sabor soso y plano.

Ingredientes:

Coliflor 1

Aceite de oliva virgen extra 40 ml

Vinagre de arroz 125 ml

Salsa de soja baja en sal 75 ml

Azúcar moreno 5 g

Diente de ajo 6

Laurel 3

Guindilla o chile rojo 1

Cebollino o tallos verdes de cebolleta

Preparación:

Retirar las hojas de la coliflor, cortar un poco el tallo y cortar por la mitad. Cortar a su vez cada media coliflor por la mitad, y estas también, para obtener ocho piezas en forma de “gajos”. Recuperar los trocitos que se puedan haber separado, y lavar y escurrir todo. Salpimentar.

Cortar de un golpe seco con la hoja de un buen cuchillo, o usar una tabla de cocina, para sacar fácilmente la piel, pero dejándolos enteros. Lavar la guindilla, cortar por la mitad longitudinal y retirar las semillas. Lavar y secar el cebollin, y picar a cuchillo.

Calentar el aceite en una sartén amplia y dorar por un lado las piezas de coliflor a fuego medio-fuerte, hasta que estén bien tostadas, unos 4 minutos. Trabajar en tandas si al principio no caben todas al mismo tiempo. Volver a colocar en la sartén con el lado crudo boca abajo.

Echar 60 ml de agua y calentar a fuego medio. Añadir los trocitos de coliflor reservados, los ajos, el laurel y la guindilla. Batir el vinagre con la soja y el azúcar, y echar a la sartén, más un golpe más de pimienta negra. Tapar y cocinar a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos, sin dejar que hierva demasiado.

Remover de vez en cuando o agitar la sartén para que el adobo empape toda la verdura de forma homogénea. Mantener la cocción hasta que la coliflor esté tierna al gusto, pero procurando que no se pase, debe ser algo crujiente. Terminar de cocinar a fuego más fuerte destapada, para que la salsa reduzca. Servir con cebollín picado o las cebollas.

Un buen acompañamiento para esta coliflor en adobo sería el arroz blanco típico también de la versión con pollo, perfecto para aprovechar la salsa. También podemos tomarla con cualquier otro grano o cereal, pasta corta o puré de patatas, o convertirla a ella misma en una guarnición. Si no somos vegetarianos, podemos servirla mismamente con pollo asado o pescado, aunque también hará buena pareja con proteínas vegetales como el tofu o el seitán.

Fuente: Liliana Fuchs / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras