Post

El truco para preparar una tortilla de patatas o papas

En menos de 20 minutos


La tortilla de patatas o papas es todo un icono de nuestra gastronomía, un plato que gusta a todo el mundo y que, además, apetece a casi cualquier hora del día. Hacerla en casa no es difícil, aunque sí requiere tiempo. Ahora puedes preparar una deliciosa tortilla de patatas en menos de 20 minutos.

¿El truco? Gracias al puré de patatas Maggi, con su textura cremosa y ese inconfundible sabor de las mejores patatas seleccionadas, conseguirás una tortilla perfecta en tiempo récord.

Nos encanta la tortilla porque hay pocos platos tan sencillos que a la vez sean tan sabrosos y con ingredientes tan versátiles. Es el mejor ejemplo de cómo, con pocos ingredientes de calidad, se pueden preparar bocados exquisitos que no saben de modas.

Acompañando el café del desayuno, en forma de pincho o tapa, en el aperitivo o como plato estrella de la cena, la tortilla de patatas es perfecta para disfrutar en cualquier momento. Es la misma versatilidad que nos ofrece el puré de patatas Maggi, sin conservantes, ni colorantes, ni gluten. Elaborado con un 99% de patatas cuidadosamente seleccionadas y cocinadas al vapor, nos garantiza resultados siempre perfectos y el mejor sabor tradicional.

Ingredientes:

1 bolsa de puré de patatas Maggi Natural (115 g)

1,5 cucharaditas de sal

8 huevos M

30 ml de aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Preparar esta tortilla de patatas exprés es de lo más sencillo. Si empiezas disponiendo todos los ingredientes y utensilios, la preparación no te llevará ni 10 minutos, ahorrándote el tedioso paso de lavar, pelar, cortar y freír las patatas. Solo tienes que cuajarla a tu gusto, y servirla como más te apetezca.

Batimos en un bol grande los huevos con el resto de la sal, con unas varillas manuales.

Añadimos los copos de la bolsa de puré de patatas Maggi y removemos con las varillas, mezclando ligeramente, sin necesidad de que quede todo bien ligado.

Ponemos a calentar una sartén antiadherente de unos 26 cm de diámetro y cubrimos el fondo con el aceite de oliva.

Incorporamos la mezcla de puré y huevo, extendiéndola bien por toda la superficie, y cuajamos a potencia media durante unos 5 minutos.

Damos la vuelta a la tortilla con ayuda de un plato grande ligeramente humedecido. Y cuajamos por el otro lado otros 5-6 minutos más.

Sobre gustos no hay nada escrito, y la cuestión sobre cómo es la mejor tortilla de patatas da para largos debates: con o sin cebolla, más finita o más gruesa, más o menos hecha, recién hecha o fría... Pero, más allá del gusto personal, hay algunos trucos que puedes tener en cuenta si quieres que te hagan la ola en casa cada vez que presentes tu tortilla casera.

Déjalos a temperatura ambiente para que pierdan el frío de la nevera mientras preparas el puré de patatas Maggi. Después, ve cascándolos uno a uno en un pequeño bol aparte, echándolos poco a poco en el recipiente más grande donde los vayan a batir. Así evitas que caigan trocitos de cáscara.

Con el puré de patatas Maggi te aseguras una textura cremosa y suave, pero también es importante batir enérgicamente los huevos antes de mezclar ambas preparaciones. Utiliza unas varillas metálicas manuales grandes de buena calidad, y bate con firmeza hasta conseguir una emulsión ligeramente espumosa. Cuando los mezcles con el puré, no te preocupes en remover demasiado: quedará más rica con pequeños grumos.

¿Te da miedo el momento de girar la tortilla en la sartén? Ayúdate de un plato plano del diámetro de la propia sartén, o un poco más grande, y píntalo con aceite o mójalo con agua por toda la superficie. Así conseguirás que la tortilla se escurra mucho mejor, sin pegarse.

Para los llamados concebollistas es la única tortilla válida. Puede estar más o menos cuajada, o ser más o menos gruesa, pero se caracteriza por tener una base de cebolla bien pochada o caramelizada, que a veces se fríe directamente con las patatas.

También llamada campera, antiguamente era la versión más típica para comer en el campo o tras un día de trabajo. Existen distintas preparaciones según la región, pero se caracteriza por incorporar otras verduras de la huerta y algún ingrediente del cerdo, chorizo o jamón.

Versión muy popular en algunos bares y cafeterías, perfecta para celebraciones en casa, consiste en preparar una tortilla normal bien cuajada para abrirla por la mitad y rellenarla al gusto, como si fuera un gran bocadillo. Puede ser de queso y jamón, ensaladilla, pimientos asados, etc.

El origen exacto de la tortilla de patatas, también conocida como tortilla española, no está del todo claro. Sí sabemos que tuvo que nacer después de que la patata llegara desde América y una vez que se extendió su consumo, pues al principio en Europa no estaban muy convencidos de comerla.

Antes de la patata ya era habitual cocinar tortillas o revueltos con lo que hubiera disponible para echarse la boca, así que solo faltaba que este tubérculo se incorporara como cultivo y alimento humano en nuestro país. Gracias a la investigación reciente de Ana Vega, sabemos que en el siglo XVIII ya era habitual entre las clases más humildes cocinar patatas guisadas y en tortilla. Su popularidad no haría más que crecer a partir del siglo siguiente, convirtiéndose en un emblema de nuestra gastronomía.

Fuente: Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras