Post

Solomillo al whisky

Receta de la más famosa tapa de Sevilla


Muchas son las tapas que se pueden disfrutar en Sevilla pero, si hay una que a mí me resulta representativa por encima de las demás, es el solomillo al whisky. Curiosamente, en muchos lugares, el whisky no es el licor que se utiliza para elaborar este solomillo de cerdo, sino el coñac. Esto me llama poderosamente la atención. Si se usa este licor, ¿por qué no llamarlo solomillo al coñac?

El caso es que, a pesar de ello, el nombre del plato no cambia. Y tanta gracia me hace este asunto que, aunque normalmente yo preparo el solomillo con whisky, hoy he decidido traerles la variante de las tascas sevillanas. Se use el licor que se use, el solomillo al whisky es un plato sabroso, sencillo de preparar. Los animo a que lo compruebes por ti mismo.

Ingredientes:

Solomillo de cerdo 1

Dientes de ajo 4

Coñac 200 ml

Caldo de pollo 200 ml

Zumo de limón 30 ml

Mantequilla 30 g

Comino molido

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta negra molida

Preparación:

Cortamos el solomillo en medallones de un centímetro de grosor, quizás un poco menos (aunque eso va en gustos). Los salpimentamos por ambas caras y reservamos. Pelamos los dientes de ajo y los picamos finamente. También podemos pasarlos por un prensa-ajos. El caso es que queden finos.

Calentamos un poco de aceite en una sartén de base amplia en la que quepan todos los medallones de solomillo, sin que haya que sobreponer unos en otros. Marcamos los medallones, es decir, les damos un toque de calor fuerte por ambas caras, lo suficiente para sellar el exterior y que los jugos queden atrapados dentro. Retiramos y reservamos.

En el mismo aceite de haber marcado los medallones, rehogamos el ajo picado, a fuego bajo, hasta que comience a tomar un color dorado. Añadimos entonces el coñac y, a fuego fuerte, dejamos que se evapore el alcohol. Agregamos el caldo, el zumo de limón, la mantequilla y media cucharadita rasa de comino molido. Cuando arranque de nuevo el hervor, incorporamos los medallones de solomillo y dejamos cocer a fuego suave durante cinco minutos.

Si les gusta la salsa con un punto de espesor, antes de incorporar los medallones de solomillo a la sartén, puedes añadir un poco de harina fina de maíz (tipo maizena) y dejar que se integre mientras se cocine el conjunto. Para ello, retiras un poco de salsa de la sartén, disuelves en ella una cucharadita rasa de la harina, devuelves la mezcla a la sartén, remueves bien y listo.

En las tabernas sevillanas, las tapas de solomillo al whisky se acompañan de patatas crujientes y mucho pan para mojar. Esto último lo necesitaras, sin duda, porque la salsa lo pide a gritos. Si escoges por hacer de este solomillo un plato principal, puedes servirlo con puré de patatas cremoso, verduras asadas o a la plancha, ensalada, arroz o cualquier otra guarnición que les guste.

Fuente: Carmen Tía Alia / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras