Post

Bacalao confitado

Suculenta receta de pescado a baja temperatura


El bacalao es un pescado muy sabroso y que por lo general suele gustar mucho, pero es fácil que al prepararlo nos pasemos en su punto de cocción transformándose en un pescado seco y sin gracia. Sin embargo, lograr un bacalao en su punto, jugoso, que se separen las lascas y que nos sepa a gloria, es muy sencillo con esta técnica de cocción que hoy les traigo en esta receta de bacalao confitado, un antes y un después en la forma de preparar bacalao en casa que hará que esta sea una receta con la que siempre puedes quedar bien.

Especialmente importante es estar atento al punto de cocción en este plato. Se ha de cocinar muy lento, y controlando la cocina. Eso sí, en 20 minutos lograremos un plato con una textura digna del mejor chef.

Ingredientes:

Bacalao desalado en lomos 4

Aceite de oliva virgen extra suave 500 ml

Diente de ajo 5

Guindilla de Cayena 2

Preparación:

Ponemos a desalar el bacalao, para ello cortamos el pescado en trozos de unos 200 gramos, lo colocamos en una fuente honda con agua abundante y dejamos desalar en el frigorífico. El tiempo más o menos puedes calcularlo de esta manera, emplearemos 48h cuando son lomos gruesos, cambiando el agua cada 6 horas. Si son más delgados, lo dejaríamos unas 36h de desalado, cambiando el agua cada 8 horas.

Al día siguiente echamos en una olla abundante aceite de oliva virgen extra y lo calentamos hasta los 80 grados. Agregamos los ajos enteros, pelados y con un pequeño corte, así como una guindilla. Dejamos unos minutos para que suelten su sabor.

Añadimos los lomos de bacalao con la piel hacia abajo, vigilando que queden completamente sumergidos en el aceite y manteniendo esta temperatura constante. Confitamos durante 15 o 20 minutos, según el punto que quieras conseguir en el pescado. Servimos al momento.

Se me ocurren unas cuantas cosas ricas para acompañar el bacalao confitado que les traigo hoy. Por ejemplo, unas patatas panadera, una ensalada de pimientos de piquillo saltados en la sartén, o incluso con el aceite que hemos empleado y la gelatina que ha soltado el bacalao, preparar un pil pil impresionante. Eso sí, no debe faltar una copita de buen vino blanco, que hará que este plato sea redondo.

Fuente: Esther Clemente / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras