Post

Tarta de tomate y queso de cabra

Receta para una cena informal


En época de reuniones y celebraciones familiares viene bien tener a mano recetas ricas, rápidas y sobre todo fáciles de hacer, como esta tarta de tomate y queso de cabra que les traigo hoy. La he preparado varias veces y siempre triunfa. Y es que muy a menudo los platos más sencillos son lo que tienen la clave del éxito.

Esta tarta de tomate y queso de cabra viene de mi gran pasión por las tartas saladas donde podemos jugar con la mezcla de queso y verduras. ¡En mi humilde opinión, juntos forman un equipo de primera división! No olvides la salsa pesto, le da ese último toque tan importante. En este caso he utilizado la variante clásica (pesto genovese), pero se me ocurre que con pesto de tomates secos también podría quedar muy bien. Ya lo probaré la próxima vez.

Ingredientes:

Tomates maduros 400 g

Cebolla morada 1

Aceite de oliva virgen extra 30 ml

Sal

Pimienta negra molida

Azúcar una pizca

Hojaldre lámina 1

Queso de cabra 100 g

Pesto de albahaca 2-3 cucharadas

Preparación:

Precalentamos el horno a 200 ºC. En un bol, mezclamos las rodajas de tomate y la cebolla. A continuación, añadimos el aceite de oliva, el azúcar y salpimentamos al gusto. Extendemos la masa de hojaldre en el molde que vayamos a usar (yo utilicé la bandeja del horno), previamente engrasado o cubierto con papel antiadherente.

Disponemos el tomate y la cebolla por toda la superficie del hojaldre, dejando más o menos un centímetro libre alrededor de los bordes. Continuamos con el queso de cabra, intentaremos distribuirlo por toda la tarta.

Horneamos en el centro del horno durante 20-25 minutos o hasta que la masa se haya dorado y los tomates se noten que se hayan hecho. Sacar del horno y salpicar con salsa pesto, según el gusto. Dejar reposar unos minutos y servir caliente o del tiempo.

Esta tarta de tomate y queso de cabra es ideal acompañada de una ensalada de hojas verdes si estás pensando en una cena más bien ligera. En este caso, podría servir unas cuatro personas. También la puedes cortar en trozos más pequeños y servir como aperitivo. Su textura crujiente y su sabor mediterráneo a tomate, albahaca y queso te enamorará, a la vez que sus colores veraniegos te harán recordar la cercanía de la temporada estival.

Fuente: Lena Álvarez / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras