Post

Fritada de verduras aragonesa

Receta del exquisito pisto maño


Aunque el pisto manchego es quizás el más conocido de España, todas las regiones tienen platos similares para aprovechar al máximo las hortalizas de verano.

La fritada aragonesa se enmarca en esta categoría de platos, donde la humilde verdura se convierte en una exquisitez, a fuerza de trabajo.

Aprendemos a elaborar una buena fritada de manos de Santi Echalar, que lleva preparándola toda la vida en el pueblo Oscende se Ayerbe. Ya nos avisó: es un plato muy fácil de hacer, pero pesado, pues cada hortaliza debe cocinarse por separado, así que es mejor hacerlo en grandes cantidades. El esfuerzo merece la pena: si se hace con verduras de temporada está increíblemente buena. Por supuesto, la proporción entre hortalizas se puede variar al gusto, y suele depender de lo que se tenga a mano. Lo habitual es que la papa sea protagonista, pero cada casa tiene su combinación predilecta.

Ingredientes:

Papa 8

Pimiento rojo 1

Pimiento verde italiano 4

Calabacín 2

Sal

Pimienta negra molida

Aceite de oliva virgen extra

Cebolla

Preparación:

En primer lugar, pon a calentar aceite de oliva en una sartén lo más grande y ancha que tengas. Mientras coge temperatura, pela las papas y córtalas en rodajas pequeñas, como si fueras a hacer una tortilla de patatas. Cuando el aceite esté caliente, fríe la papa, hasta que quede bien hecha.

Coloca un colador sobre un bol. Retira la patata con ayuda de una espumadera y colócala sobre este para escurrir el aceite sobrante, que podemos reintegrar a la sartén. Cuando la papa esté bien escurrida, colócala sobre una fuente, en la que iremos mezclando todas las verduras.

Después de freír la papa, en el mismo aceite, fríe el calabacín, cortado en dados, y repite toda la operación. Cuando esté listo, escúrrelo en el colador, y añádelo a la fuente con las papas.

Ahora es el turno de cebollas y pimientos que se fríen juntos. Corta la cebolla en juliana y los pimientos en dados. Escúrrelos de nuevo y júntalos en la fuente con las papas y los calabacines.

Salpimienta las hortalizas (Echalar no echa pimienta, pero yo se la echo a casi todo, según los gustos), remueve bien la mezcla y sirve de inmediato.

La madre de Echalar, Fina, sirve siempre la fritada acompañada de bacalao desmigado. Hay quienes la acompañan de papada, jamón serrano o huevo frito, pero también se puede tomar sola, como plato principal o como guarnición de carne o pescado. En realidad, va bien con casi cualquier cosa.

Fuente: Miguel Ayuso / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras