Post

Albóndigas caseras

Receta rendidora y muy sabrosa


Si hay una elaboración tradicional en la gastronomía es la preparación de las albóndigas. En mi afirmación no hay sitio para aquella de dudosa calidad que está tan dura que podría servir como arma arrojadiza. Yo hablo de la albóndiga bien ejecutada que todos podemos conseguir con esta receta de albóndigas caseras.

Hacer unas buenas albóndigas es fácil si seguimos unas pautas básicas: comprar una buena pieza de carne entera y pedir en la carnicería que nos la piquen o muelan; usar condimentos que aporten sabor sin enmascarar el de la carne, que es el principal; aportar jugosidad y terneza a la masa con pan y usar una salsa casera elaborada con mucho sabor y producto fresco. Esta es la receta de albóndigas casera que les traigo hoy.

Ingredientes:

Carne de ternera 400 g

Pan de molde rebanadas 2

Huevo 1

Leche 30 ml

Mostaza de Dijon 25 g

Ketchup 40 g

Hierbas provenzales 1 cucharadita

Sal de ajo 1/2 cucharadita

Sal

Pimienta negra molida

Harina de trigo 40 g

Aceite para freír

Salsa de tomate casera 350 g

Preparación:

En un recipiente hondo y amplio mezclamos el huevo con la leche, la mostaza y el ketchup. Batimos bien y agregamos las dos rebanadas de pan de molde troceadas. Aplastamos con un tenedor hasta obtener una papilla homogénea en la que no se noten trozos de pan. Añadimos las hierbas provenzales, la sal de ajo y salpimentamos al gusto.

Agregamos la carne picada y mezclamos con las manos (bien limpias) para que se integren todos los ingredientes y sabores. Dejamos reposar la mezcla una hora en la nevera, con el recipiente bien tapado. Mientras tanto, preparamos una salsa de tomate casera. No la compres preparada, este es un punto muy importante para conseguir que nuestras albóndigas pasen de estar ricas a ser, sencillamente, las albóndigas caseras.

Cuando la mezcla de la carne haya reposado, formamos las albóndigas. Tomamos pequeñas porciones, las boleamos y las pasamos por harina. Tardaremos un poco más si las hacemos pequeñas, pero el resultado es más delicado y después se cocerán más rápido en la salsa. Esta es una masa blanda, pero se deja manejar y da como resultado unas albóndigas tiernas en su interior y muy jugosas.

Una vez rebozadas las albóndigas, calentamos abundante aceite en una sartén y las freímos a fuego fuerte durante un minuto. Queremos que queden selladas por el exterior, así que las volteamos con cuidado al freír. Escurrimos las albóndigas sobre papel absorbente antes de pasarlas a una olla con la salsa de tomate y cocer durante 10 minutos. Servimos inmediatamente.

Las albóndigas caseras combinan a la perfección con una guarnición de arroz, pasta o con un puré de papa y pan, mucho pan. Son un plato único perfecto que, además, cuadra muy bien. No se le pueden poner peros a esta receta, solo los animamos a que las hagan y nos cuentes que les parecen.

Fuente: Carmen Tía Alia / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras