Post

Bizcocho de limón y moras

Receta fácil y deliciosa


Esta es una versión del clásico bizcocho de yogur con un toque de limón y moras que le sienta de maravilla. Hemos usado yogur griego, aceite de oliva virgen extra y añadido una cucharada de almendra molida a la mezcla. El resultado es un bizcocho de miga firme, jugoso y con mucho sabor que ya ocupa un lugar de honor en nuestro recetario.

Pero nos encanta no solo por su sabor y textura, sino porque este bizcocho de limón y moras con aceite de oliva se prepara con muy poco. Solo se necesita un tazón para mezclar los ingredientes y unas varillas (o, incluso, un tenedor). Perfecto para iniciarse en el universo bizcocho sin tener que invertir en robots o gadgets. ¿Te animas a hacerlo?

Ingredientes:

Huevo 3

Azúcar 230 g

Yogur griego 140 g

Aceite 75 g

Zumo de limón 75 g

Harina de trigo 230 g

Levadura química 15 g

Moras

Semillas de amapola (opcional)

Mermelada de albaricoque o melocotón (opcional)

Almendra molida 15 g

Preparación:

Batimos los huevos junto con el azúcar en un recipiente hondo. No necesitamos robot ni varillas eléctricas, con unas de mano (incluso un tenedor) es suficiente. Añadimos el yogur, el zumo de limón y el aceite. Removemos para integrar, pero sin batir.

A continuación incorporamos toda la harina y la levadura química. Podemos tamizar la harina, pero no es necesario si removemos con cuidado y suavidad para librarnos de los grumos que se puedan formar.

Vertemos la mezcla en el interior de un molde de 18-20 cm de base desmoldable y cubrimos con las moras, previamente espolvoreadas (y bien cubiertas) con un poco de harina. Si tenemos semillas de amapola a mano, podemos añadir una cucharada por la superficie (opcional).

Cocinamos el bizcocho en el horno, precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo, durante 45 minutos. Antes de retirarlo comprobamos con una brocheta que el interior está cocido, pues puede necesitar unos minutos más. Cada horno es un mundo.

Una vez fuera del horno, dejamos reposar unos minutos antes de desmoldar. Cuanto más frío esté, mejor mantendrá su forma. Rematamos el bizcocho pincelando la superficie con un poco de mermelada de albaricoque o melocotón para dar brillo a las moras.

Este bizcocho de limón y moras con aceite de oliva es perfecto para desayunos y meriendas. A nosotros nos gusta acompañarlo de una taza de té, pero hay muchas bebidas que le van de maravilla. Si lo prefieres, también lo puedes servir como postre con un chorrito de crema inglesa y helado de vainilla.

Fuente: Carmen Tía Alia / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras