Post

Auyama o Calabaza gratinada

Receta al horno


Con la llegada del otoño en algunos países llegan a las fruterías las primeras auyamas o calabazas de temporada y en los países tropicales siempre podemos conseguir nuestras auyamas o calabazas para hace diferentes preparaciones en la cocina.

Esta hortaliza es protagonista indiscutible de purés y cremas, pero se puede utilizar de muchas otras formas. En concreto, la calabaza se cocina especialmente bien al horno, como demuestra este gratín en el que se mezcla con queso parmesano.

Hemos adaptado la receta de la web de nuestros compañeros galos 750g y ni que decirles que está de muerte, deliciosa.

Para hacer esta receta hemos utilizado una gigantesca auyama o calabaza, una de las tantas variedades que podemos conseguir por el mundo, pero las indicaciones sirven exactamente igual para las que encontramos en cualquier parte del mundo.

Ingredientes:

Auyama o Calabaza 1 kg

Queso parmesano 50 g

Creme Fraiche o nata líquida grasa cucharadas 2

Nuez moscada molida al gusto

Pimienta negra molida

Sal

Mantequilla

Preparación:

Pon agua a hervir en una cacerola grande. Mientras se calienta, pela y despepita la auyama o calabaza. Corta la pulpa en trozos grandes. Cuando el agua llegue a ebullición, vierte los trozos, tapa la cacerola y deja que se cocinen 10 minutos. Pasado este tiempo comprueba que estén bien hechos: debes poder atravesar los trozos sin resistencia con un cuchillo. Cuando la auyama o calabaza esté lista escúrrela y reserva.

Unta un poco de mantequilla en el fondo de una fuente apta para el horno, vierte la calabaza y aplástala con ayuda de un tenedor. Lo ideal es que quede una textura espesa, con algún trozo más grande que otro. Añade la crème fraîche o la nata liquida, la mitad del parmesano rallado, pimienta recién molida, un poco de nuez moscada y una pizca de sal (con cuidado, que el parmesano es muy salado). Remueve la mezcla y ralla la otra mitad del parmesano por encima, para que se haga costra.

Mete la fuente en el horno a 180º C y deja que se cocine entre 25 y 30 minutos, hasta que el queso quede bien dorado. Sirve de inmediato.

Este plato es ideal como guarnición de carnes, ya sea un pollo asado, un redondo de ternera o un magret de pato, pero también se puede tomar en solitario, para tener una comida o cena (más o menos) ligera. Para beber, el sabor dulce de la auyama o calabaza se acompaña bien con un vino blanco tirando a seco.

Fuente: Miguel Ayudo / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras