Post

Garbanzos guisados con pulpo

Receta fácil para comer bien


El pulpo es todo un manjar que habitualmente limitamos al tapeo o la típica receta a la gallega. Cuando las temperaturas lo permiten, merece la pena añadirlo a potajes, cazuelas, sopas y arroces, en recetas tan reconfortantes como estos garbanzos guisados con pulpo. La dificultad es mínima y el tiempo invertido casi irrisorio si aprovechamos productos envasados de buena calidad.

Cocinar el pulpo tiene su ciencia y requiere cierto tiempo; con usar un par de patas ya cocidas y envasadas en su jugo nos ahorramos mucho trabajo. Los garbanzos son más fáciles de preparar, aunque también exigen acordarse de ellos con suficiente antelación.

En estos días de ajetreo diario, las legumbres envasadas al natural son perfectamente válidas, y el mejor recurso para comer bien con el mínimo esfuerzo. Eso sí, hay que procurar que ambos productos sean de buena calidad, pues son la base del éxito del plato.

Por lo demás, el guiso no tiene mucho misterio. Primero haremos un sofrito, que podemos adaptar según el gusto o lo que tengamos en casa, y después rehogaremos los garbanzos y el pulpo antes de cocinar el conjunto con caldo o agua. Podemos dedicar más tiempo al chup-chup o servir el plato en menos de una hora, aunque un poco de reposo siempre es recomendable.

Ingredientes:

Cebolla mediana 1

Pimiento verde pequeño 1

Pimiento rojo morrón 0.5

Pulpa de pimiento choricero o ñora 10 ml

Tomate concentrado (opcional) 5 ml

Garbanzos cocidos 400 g

Pimentón dulce 1 cucharadita

Pimentón picante al gusto

Pulpo cocido (patas) 2

Vino blanco 60 ml

Caldo del pulpo, de los garbanzos, de verduras o agua (hasta cubrir)

Tomillo seco al gusto

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Preparación:

Lavar y picar bien finas todas las verduras. Enjuagar los garbanzos si son envasados, escurrirlos bien. Cortar el pulpo en rodajas de un bocado, no demasiado finas.

Calentar un fondo de aceite en una olla y cocinar la cebolla con una pizca de sal, hasta que empiece a estar transparente. Añadir los pimientos, sofreír unos minutos, y agregar la pulpa de ñora o pimiento choricero y el tomate concentrado. Remover bien y cocinar a fuego bajo 5 minutos.

Incorporar los garbanzos escurridos, remover y añadir los dos tipos de pimentón. Dejar que se tuesten un poquito antes de agregar el pulpo, remover y regar con el vino. Cuando se evapore el alcohol, añadir caldo o agua hasta cubrir lo justo.

Bajar el fuego y dejar cocinar suavemente, mínimo 20 minutos. Se puede tapar y dejar más lentamente más tiempo. Corregir el nivel de líquido, echando un ojo de vez en cuando, según prefiramos un guiso más o menos caldoso. Corregir de sal, agregar tomillo al gusto y dejar reposar un poco antes de servir.

Mucho y buen pan de miga prieta y jugosa es lo que pide un guisote como este de garbanzos con pulpo, Podríamos añadir algunas papas peladas a la cazuela, o servirlo con puré de patatas espeso que se empape bien del líquido, aunque, sinceramente, no hace falta. Con una ensalada ligera en la mesa estaremos más que servidos, ya que recomiendo convertir este tipo de recetas en platos únicos que sean los protagonistas.

Fuente: Liliana Fuchs / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras