Post

Albóndigas puercoespín

Receta estadounidense


¿Conoces las albóndigas puercoespín? Es una receta tradicional estadounidense (un tanto antigua, pero con mucho encanto) ideal para solucionar las comidas familiares de una sentada. Consiste en introducir arroz en la mezcla de la carne, formar las albóndigas y hornear cubiertas en salsa de tomate.

El resultado es de lo más curioso. Los granos de arroz, que van crudos y se cuecen en el horno, se encorvan ligeramente, dando a las albóndigas ese aspecto de puersoespín del que viene el nombre. Son unas albóndigas tiernas y sabrosas, fáciles y rápidas de preparar. Lo mejor de todo es que no requieren de acompañamiento alguno, pues llevan la guarnición de arroz ya incorporada. No se les puede pedir más.

Ingredientes:

1 Cebolla  

1 Diente de ajo  

Perejil fresco medio manojo

Carne picada de ternera o mezcla de ternera y cerdo 450 g

Arroz de grano largo en crudo 100 g

Agua 60 g

Sal

Pimienta negra molida

Tomate triturado en lata 800 g

Salsa Worcestershire 30 ml

Preparación:

Pelamos y picamos finamente la cebolla y el diente de ajo. Lavamos y picamos el perejil. Mezclamos en un recipiente hondo y amplio junto con la carne picada, el arroz de grano largo, sal y pimienta al gusto y el agua. Obtendremos una masa húmeda que se mantiene unida.

Con mucho cuidado tomamos porciones de la masa y boleamos, apretando ligeramente y dejando escurrir un poco de agua. Quizás necesitemos humedecernos las manos para facilitar el proceso. Las colocamos en una fuente de horno engrasada con un poco de aceite.

Mezclamos el tomate triturado con la salsa Worcestershire y salpimentamos al gusto. Volcamos la salsa sobre las albóndigas y cubrimos la fuente de horno con papel de aluminio, cerrando bien los bordes.

Cocinamos en el horno, precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo, durante 35 minutos. Transcurrido este tiempo retiramos el papel de aluminio y cocinamos durante 15 o 20 minutos más. En el momento de servir podemos espolvorear con más perejil fresco picado y un poco que queso rallado (opcional).

La verdad sea dicha, estas albóndigas puercoespín no necesitan de acompañamiento alguno. Son un plato completo, casi igual a unas albóndigas en salsa de tomate con arroz de guarnición. Lo que sí les viene de perlas es un buen pan para mojar en la salsa. Pero más allá de esto, se sirven y bastan por sí solas para llenar bien el estómago.

Fuente: Carmen Tía Alía / Directo al Paladar

 


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras