Post

Ensalada tartar de aguacate y calabacín con langostinos

Receta saludable


Mientras poco a poco vamos cambiando el recetario hacia platos más calientes y reconfortantes, todavía podemos disfrutar de recetas saludables, frescas y ligeras como esta. Combinando el formato del tartar con la presentación en copa o vaso conseguimos darle a esta ensalada de aguacate y calabacín con langostinos un toque elegante muy apetecible, un plato de lujo muy nutritivo que no tiene ninguna complicación.

Para ahorrar tiempo se puede utilizar pimiento ya asado, o unos del piquillo en conserva, y comprar langostinos cocidos, incluso de los que se pueden encontrar pelados. Son un buen recurso para tener en la nevera de vez en cuando, sobre todo si somos pocos en casa. Pero el plato ganará en sabor con unos buenos langostinos frescos cocinados en el mismo día. En cualquier caso, en recetas así de sencillas la clave está en la calidad de los productos.

Ingresos:

1 pimiento rojo asado

1 aguacate en su punto

1 tomate mediano

1/2 calabacín grande o 1 pequeño

60 g (aproximadamente) de colas de langostinos cocidas y peladas

1 limón

2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra

Unas gotas de vinagre de manzana o arroz

Tomillo

Eneldo o perejil fresco

Pimienta negra

Sal

Preparación:

Para asar el pimiento simplemente hay que lavarlo bien, envolverlo en papel de aluminio y hornearlo a 200ºC hasta que esté muy tierno. Dejar enfriar envuelto para que la piel salga más fácil, retirar las semillas internas y cortar en tiras o cuadraditos. Cocinar los langostinos, si los usamos crudos, enfriar y pelar.

Sacar la carne del aguacate, retirar la semilla y cortar en cubos pequeños. Mezclar con el zumo de medio limón mientras preparamos el resto de la ensalada. Lavar el tomate y el calabacín y cortar ambos en cubos también pequeños, de más o menos el mismo tamaño.

Formar las ensaladas en copas o vasos de boca ancha, colocando una base de pimientos asados y alternando el resto de capas, terminando con el aguacate y coronando con los langostinos. Los podemos trocear también o presentar las colas enteras.

Batir el resto del zumo de limón con el aceite de oliva, el vinagre, una pizca de sal y un golpe de pimienta, y aliñar ambas raciones. Añadir unas hojitas de tomillo o eneldo fresco, o cambiar por otra hierba aromática al gusto.

Lo ideal es servir esta ensalada tartar de aguacate y calabacín con langostinos al momento, para evitar que el aguacate se oxide o se reblandezcan los ingredientes. Si queremos que esté bien fresquita lo mejor es preparar todos los ingredientes antes y dejarlos enfriar por separado antes de montar las raciones. Puede ser un buen primer plato o una cena ligera, con un poco de buen pan al lado para mojar los deliciosos jugos que quedarán al final de las copas.

Fuente: Liliana Fuchs / Vitónica


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras