Post

Torta murciélago de chocolate

Receta para Halloween


A la hora de celebrar Halloween, gastronómicamente hablando, hay quienes optan por elaboraciones extremadamente realistas y escalofriantes. A nosotros nos producen un poco de grima así que, cada año, nos traemos propuestas más amables. Si lo buscamos Halloween tiene un lado adorable y esta torta murciélago de chocolate así lo demuestra.

Para que no los agarre el toro, recomendamos preparar con antelación todos sus elementos (bizcocho, cobertura y decoración). Así, cuando llegue el día, solo tienes que montar la torta murciélago de chocolate y te olvidas de los agobios.

Si tienes una receta bizcocho de chocolate o una crema de relleno que te funciona, adelante con ellas. No obstante te avisamos que las nuestras están de muerte lenta. El bizcocho es muy jugoso y tiene un sabor a chocolate brutal. Y lo mismo ocurre con la crema de relleno. Varía la receta a tu gusto si quieres. Eso sí, no deseches de la decoración, lo más tierno de esta torta.

Ingredientes:

Harina de trigo (para el bizcocho) 225 g

Cacao en polvo (para el bizcocho) 65 g

Levadura química (para el bizcocho) 7 g

Bicarbonato sódico (para el bizcocho) 9 g

Sal (para el bizcocho) 6 g

Mantequilla fundida (para el bizcocho) 100 g

Azúcar (para el bizcocho) 160

Leche (para el bizcocho) 250 ml

Huevos (para el bizcocho) 2

Agua caliente (para el bizcocho) 185 ml

Mantequilla a temperatura ambiente (para el relleno y cobertura) 100 g

Azúcar glasé (para el relleno y cobertura) 100 g

Crema de cacao y avellanas (para el relleno y cobertura) 85 g

Esencia de vainilla (para el relleno y cobertura) 3 g

Nata líquida (para el relleno y cobertura) 5 ml

Cacao en polvo (para el relleno y cobertura) 10 g

Chocolate blanco (para el murciélago) 20 g

Chocolate negro (para el murciélago) 150 g

Nata líquida para montar (para el murciélago) 100 g

Crema de cacao y avellanas (para el murciélago) 5 g

Preparación:

Para los bizcochos

Tamizamos la harina, el cacao, la levadura química, el bicarbonato sódico y una pizca de sal. Batimos la mantequilla con el azúcar y, cuando esté cremosa, añadimos los huevos y la leche. Incorporamos los ingredientes secos, removiendo con suavidad y, por último, el agua caliente. Removemos de nuevo hasta obtener una masa homogénea.

Dividimos la masa en dos moldes de 18 cm, cuya base forramos con papel vegetal, y horneamos a 180º C, con calor arriba y abajo, durante 20 minutos. Retiramos y dejamos enfriar completamente antes de desmoldar. Cortamos la joroba superior de los bizcochos, para igualar, y reservamos el sobrante para la decoración.

Para la crema de relleno y cobertura

Batimos la mantequilla hasta que esté muy cremosa con ayuda de unas varillas eléctricas. Sin dejar de batir añadimos el azúcar glasé, poco a poco, la vainilla y un pellizco de sal. A continuación agregamos la crema de cacao y avellanas, la nata y, por último, el cacao en polvo. Reservamos en la nevera.

Para la decoración

Separamos 50 g de chocolate negro y fundimos. Introducimos en una manga pastelera. Hacemos lo mismo con el chocolate blanco. Dibujamos las alas para los murciélagos con el chocolate negro, sobre papel vegetal, y pequeños círculos con el chocolate blanco. Cuando este haya solidificado, dejamos caer una gotita de chocolate negro en el centro para terminar los ojos.

Calentamos la nata líquida y la vertemos sobre el resto del chocolate negro previamente troceado. Después de un par de minutos removemos hasta obtener una crema, nuestra ganache. Introducimos en una manga pastelera y reservamos.

Separamos 40 g de los restos de bizcocho y desmigamos. Añadimos la crema de cacao y avellanas y mezclamos bien. Hacemos dos bolitas de igual tamaño. Fundimos un poco de chocolate negro en un cuenco profundo y bañamos las bolitas en él. Dejamos escurrir sobre papel vegetal.

Antes de que el chocolate enfríe y endurezca del todo, colocamos con mucho cuidado los ojos de los murciélagos y también las alas. Dejamos enfriar.

Para el montaje

Cortamos tres discos de cada uno de los bizcochos. Untamos cada uno con crema de relleno (sacar de la nevera 30 minutos antes) y colocamos en torre. Terminamos cubriendo los bordes y la superficie con más crema. No tiene que quedar perfecto, es una torta rústica.

Cubrimos la superficie de cada torta con ganache de chocolate, dejando caer un poco por los laterales para conseguir el efecto churrete o drip. Terminamos colocando un murciélago encima de cada torta. Guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

A esta adorable torta murciélago de chocolate no le van a faltar pretendientes. Si la haces en formato grande, no olvides decorarla con muchos murciélagos y servir uno en cada ración. Es genial para una merienda de niños, acompañada de un buen vaso de leche fresca. Feliz Halloween

Fuente: Carmen Tía Alia / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras