Post

Bizcocho de Auyama o Calabaza

Las Recetas de la Abuela


Aprovechar una tarde otoñal en casa para asar dos o tres auyamas o calabazas es un plan perfecto que nos dará muchas (y dulces) satisfacciones. Con el puré ya triturado y escurrido, podemos separar porciones, congelar para futuros usos, y preparar ya de paso un bizcocho como este jugoso bundt cake de calabaza, perfecto para esta época del año.

Estos bizcochos son muy llamativos en la repostería estadounidense derivados del Kugelhopf o Gugelhopf europeo. Nosotros readaptamos de nuevo este dulce para rebajar un poco la excesiva cantidad de azúcar de la que suelen pecar los postres de Estados Unidos, aunque al ser pasteles tan grandes y densos en realidad no resultan tan empalagosos como otros de sus postres.

Ingredientes:

Puré de auyama o calabaza 425 g

Huevo  4

Azúcar moreno (mejor si es húmedo) o panela 200 g

Aceite de girasol 160 ml

Esencia de vainilla 5 ml

Harina de repostería 125 g

Harina de espelta integral o trigo integral 125 g

Levadura química 8 g

Bicarbonato sódico 4 g

Sal 6 g

Mezcla de especias de pan (jengibre, nuez moscada, cardamomo, anís estrellado, clavo, pimienta de jamaica, canela...) 8 g

Azúcar glasé para espolvorear

Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC, calor arriba y abajo, y engrasar bien el molde, de unos 25 cm de diámetro superior, con capacidad para unos dos litros de líquido. Espolvorear con harina tamizada sobre el engrasado de mantequilla y sacudir el exceso.

Disponer los huevos con el azúcar moreno, el aceite y la vainilla en un recipiente y batir con batidora de varillas hasta obtener una mezcla homogénea cremosa, con el azúcar disuelto. Añadir la calabaza y batir un poco más hasta homogeneizar.

Tamizar encima la harina con la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias. Mezclar bien, pero con suavidad, hasta incorporar los ingredientes en una masa homogénea y sin grumos secos. Llevar al molde y hornear a media altura durante unos 50-55 minutos. Si nuestro horno tiende a calentar demasiado, bajar la temperatura a 170ºC.

Vigilar hacia el final que no se queme por arriba, y comprobar el punto pinchando con un palillo, que deberá salir solo con algunas miguitas. Esperar 10 minutos fuera del horno antes de desmoldar sobre una rejilla. Decorar con azúcar glasé, opcionalmente, una vez frío.

Un buen café con leche, té, infusión, vaso de leche o bebida vegetal es todo lo que necesita este sabroso bizcocho de auyama o bundt cake de calabaza. Tiene una miga estupenda para mojar, aunque por sí solo también se disfruta sin problemas. Podríamos convertirlo en un postre muy goloso con una bola de helado de mantecado o vainilla, taza de chocolate negro caliente, tienes muchas opciones para acompañar este rico postre.

Fuente: Liliana Fuchs / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras