Post

Calabaza caldosa con garbanzos y guisantes

Receta saludable


Siempre recomiendo tener una buena despensa para esos días en los que no hemos planificado la comida y se nos ha quedado la nevera vacía. Los botes de legumbres – de calidad – son un recurso saludable y muy práctico, que en cualquier época podemos combinar con alguna verdura de temporada, como en esta receta de calabaza caldosa con garbanzos y guisantes. Un plato de cuchara ligero pero nutritivo y saciante.

Si puedes, compra en el mercado calabazas enteras. Cuando conservan el tallo y no presentan daños ni grietas pueden aguantar meses en un lugar fresco y oscuro, y una vez abiertas también duran mucho en la nevera. Es muy saciante pero más ligera que la patata (papa) o el boniato (batata), y tiene un sabor dulzón que sienta de maravilla en una receta como esta, enriquecida con las especias.

Ingredientes:

1 cebolla

400 g de calabaza (auyama) pelada

1/2 cucharadita de comino molido

1/2 cucharadita de cúrcuma molida

1/4 cucharadita de ajo granulado

1 pizca de pimentón picante o dulce ahumado

1 hoja de laurel

1/2 vaso de vino blanco

150 g de guisantes frescos o congelados

220 g de garbanzos cocidos

Caldo de verduras o agua

Sal

Pimienta negra

Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Pelar la calabaza o auyama, quitar las semillas y cortar en cubos pequeños. Picar la cebolla y escurrir con suavidad los garbanzos, enjuagándolos bien si usamos en conserva. Reservar.

Calentar un poco de aceite de oliva en una cazuela y sofreír la cebolla a fuego suave unos 5 minutos. Añadir la calabaza o auyama, dar unas vueltas y agregar todas las especias, una pizca de sal y el laurel. Dejar que coja algo de color, añadir los guisantes y regar con el vino. Cuando evapore el alcohol, incorporar los garbanzos.

Agregar uno o dos vasos de caldo o agua, sin que llegue a cubrir los ingredientes, bajar el fuego y dejar cocinar unos 20-25 minutos, hasta que la calabaza esté muy tierna. Aplastar un poco con un cucharón si queremos que espese. Retirar el laurel, salpimentar al gusto y servir caliente.

Serviremos los platos de calabaza o auyama caldosa con garbanzos y guisantes acompañados de arroz, cuscús, quinoa u algún otro cereal, para completar la comida con más proteínas vegetales. También podemos convertirlo en un primer plato de un menú más completo, acompañando una pieza de carne a la plancha o pescado.

Fuente: Liliana Fuchs / Vitónica


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras