Post

Copas de compota de higos sin azúcar añadido y almendras

Receta de postre saludable


Si buscamos preparar un postre saludable que sea realmente sabroso y sin muchos ingredientes extraños, las copas y vasos que combinan fruta y lácteos son siempre una gran opción. Esta receta de copas de queso quark y compota de higos es un ejemplo de cómo intercalando capas de colores y texturas diferentes logramos un postre muy vistoso y apetecible.

Es una buena receta para animarse a eliminar o reducir al máximo la cantidad de azúcares añadidos. La mezcla de queso la aromatizamos con vainilla y limón, dándole más sabor con un poco de rulo de cabra, y los higos maduros, naturalmente muy dulces, proporcionan ese dulzor necesario para darle el punto goloso. Si todavía estas acostumbrando el paladar a una reducción paulatina del azúcar, puedes añadir un poco de edulcorante, estevia o una pizca de miel.

Ingredientes:

Leche o bebida vegetal 100 ml

Agar agar 2 g

Queso desnatado o con poco porcentaje de grasa 450 g

Queso de cabra 20 g

Ralladura de limón o lima

Edulcorante apto para cocinar al gusto (opcional)

Esencia de vainilla 5 ml

Higo fresco (unos 600 g, aproximadamente) 6

Zumo de naranja recién exprimido o de manzana natural 50 ml

Almendras picadas o laminadas crudas

Preparación:

Comenzar disolviendo el agar agar en 100 ml de leche fría. Se venden ya sobres con esta cantidad; se puede sustituir por gelatina en polvo o en hojas, siguiendo las indicaciones del paquete en cuanto a las cantidades -para 500 ml de líquido-.

Colocar el queso quark -o fresco batido desnatado o semidesnatado- en un cazo y añadimos el rulo de cabra -cremoso, sin corteza- desmenuzado, la vainilla y la ralladura de lima o limón. Añadir edulcorante si fuera necesario. Mezclar bien y añadir la leche con el agar agar. Combinar con las varillas y calentar, dejando que cueza a fuego muy bajo, removiendo de vez en cuando.

Mientras tanto lavar y pelar los higos, cortar en trozos y poner en otro tazón con el zumo de naranja (opcional). Calentar a fuego suave, moviendolo con una cuchara de madera, hasta que adquiera una textura de compota más bien espesa.

Subir la temperatura de la mezcla de queso y dejar que llegue a hervir durante un par de minutos, removiendo suavemente. Retirar. Repartir la compota de higos en el fondo de las copas, reservando una parte para la capa superior en la nevera.

Cubrir con la mezcla de queso; si vemos que tiene textura granulosa, pasar por un colador metálico para que quede mucho más fina. Dejar enfriar un poco y llevar a la nevera durante unas dos horas, o hasta que cuaje. Agregar el resto de la compota higos.

Tostar las almendras o avellanas en una sartén sin aceite y añadirlas a las copas en el momento de servir. Se pueden decorar también con fruta fresca, unas bayas o coco rallado.

Como buen postre, estas copas de queso con compota de higos es el broche perfecto de cualquier comida o cena, muy apetecible en los últimos días de verano, cuando ya el calor es más suave y siguen sentando bien postres frescos. Podemos convertir las copas en vasitos más pequeños para que sean raciones más ligeras y se extiendan más raciones.

Fuente: Liliana Fuchs / Vitónica


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras