Post

Infusión de jengibre

para protegerte de los excesos navideños


El jengibre es una raíz cada vez más popular y fácil de encontrar en nuestros mercados, pero alguna vez te has preguntado qué es exactamente y de dónde procede? Se trata del rizoma aromático y picante de la planta tropical Zingiber officinale, procedente de Extremo Oriente. Comenzó a usarse en la cocina en la Edad Media, más adelante, sobre el siglo XIX, se popularizaron bebidas que han llegado a nuestros días como el Ginger ale y la cerveza de jengibre.

Como datos curiosos podemos decir que uno de los más apreciados es el jengibre de Jamaica y que uno de los países que más importa esta raíz es Yemen donde este se añade al café, bebida ya de por sí es muy popular.

El jengibre contiene algunos compuestos bioactivos interesantes como el gingerol que es su aceite esencial o la zingerona. Existe evidencia de sus propiedades como antiinflamatorio natural, tónico estomacal, anti-mareo, protector contra úlceras digestivas, carminativo, antiemético, expectorante, antibacteriano o termogénico.

Lo podemos encontrar fácilmente en nuestros mercados tanto en su forma seca pulverizado como también fresco. Normalmente se aprovecha el rizoma fresco de la planta, este debe comprarse cuando la raíz está «llena» y bien hidratada y se puede conservar durante varios días entero o troceado, en lugar seco, alejado del calor y del contacto directo con la luz del sol. Evitaremos comprar la raíz cuando esta arrugada y seca.

Utilidades del Jengibre: 

El jengibre tiene infinitas aplicaciones culinarias: se usa para dar sabor a embutidos, pescado, refrescos, dulces, etc. Su aroma es refrescante y muy parecido al limón, con notas florales, cítricas, a madera y eucalipto y es suavemente picante como la pimienta y el jengibre seco es más fuerte y picante que el jengibre fresco.

Debes saber que ese picor se suaviza y casi desaparece al ser cocinado y prevalece el aroma a especias dulces.

El jengibre acompaña perfectamente a sopas y purés, en la cocina japonesa se usa en su forma encurtida y se denomina gari, acompañamiento clásico del sushi. También es una especia que acompaña perfectamente en platos de pescado por su aroma y sabor alimonado.

Una de las preparaciones más popular es la infusión de jengibre, aunque resulta también delicioso y adictivo en smoothies y preparaciones dulces típicas del otoño como pastel de calabaza o galletas, que podemos elaborar en casa reduciendo las cantidades de azúcar.

Las bebidas de tipo tónico pueden hacerse solo con jengibre o añadir otras especias con las que combina a la perfección como la cúrcuma, el limón (su cáscara o zumo) la pimienta negra o la canela en rama.

Preparación:

Para realizar una infusión sencilla de jengibre se ralla un trozo de la raíz y se añade al agua antes de hervir a razón de no más de 10 g. por taza, al mismo tiempo añadimos el cardamomo, el limón, el té y la canela bajándolo o fuego bajo y dejando que infusiones de 3 a 5 minutos tapado. Si queremos un toque dulce podemos añadir 1 cucharadita de semillas de anís.

Si bien su sabor ligeramente picante desagrada a algunos, nuestro paladar se acostumbra enseguida al jengibre y sus propiedades bien merecen que lo tengamos en cuenta a la hora de realizar alguna preparación en la cocina.

Fuente: ABC Bienestar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Medallones de quinoa

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní