Post

Pudin de Roscón de Reyes

Receta de aprovechamiento


Hace un par de días hice revisión de congelador y, entre otros alimentos a los que dar salida inmediata, encontré unos restos de Roscón de Reyes. Aunque el roscón descongela muy bien y podría haber sido protagonista de la merienda de ese día, decidí transformarlo en un pudin de roscón de reyes para dar una sorpresa a mi familia con un postre especial e inesperado.

La cocina del día a día está repleta de recetas de aprovechamiento de piezas de dulcería o bollería y panes que, mezclados con leche, huevos y otros ingredientes, se transforman en deliciosos y sabrosos postres. El pan de Calatrava o el pudin de panettone son dos buenos ejemplos de ello, pero los hay a puñados y seguro que ustedes tienen alguno propio que nos encantaría conocer. Cuéntalos en los comentarios.

Ingredientes:

Roscón de Reyes 185 g

Huevo 4

Azúcar 125 g

Leche 400 ml

Limón ralladura y zumo 1

Azúcar (para el caramelo) 200 g

Agua (para el caramelo) 200 ml

Preparación:

Comenzamos elaborando el caramelo líquido y, para ello, en un cazo de fondo grueso ponemos el azúcar junto con cuatro cucharadas del agua y lo colocamos al fuego, a temperatura media. Dejamos que el azúcar se cocine lentamente y que espese poco a poco. Mientras el azúcar carameliza, calentamos el resto del agua.

Cuando el caramelo tenga un tono dorado, retiramos el cazo del fuego y le agregamos un par de cucharadas del agua caliente. El caramelo chisporroteará, por lo que hay que tener mucho cuidado de no quemarse. Removemos con unas varillas y volvemos a poner el cazo en el fuego. Agregamos otro par de cucharadas de agua caliente, removemos de nuevo y así hasta incorporar toda. Repartimos el caramelo entre los moldes de aluminio y reservamos.

Ponemos todos los ingredientes del pudin en el vaso de una batidora y batimos hasta obtener una masa homogénea. Rellenamos los moldes de aluminio con la mezcla y los colocamos en un recipiente apto para horno, de unos dos o tres centímetros de profundidad. Vertemos agua en el recipiente de tal forma que llegue hasta la mitad de los moldes. Introducimos el recipiente en el horno pre-calentado a 180 ºC y cocinamos al baño maría durante 20 minutos.

Estos púdines de Roscón de Reyes constituyen un delicioso postre que se puede tomar tanto templado como frío y que, seguro, gustarán a toda la familia. Combinan muy bien con frutos rojos, ya que su sabor ácido equilibra el dulzor del elemento principal, es decir, del pudin.

Fuente: Carmen Tía Alia / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras