Post

Torta caprese

Receta de chocolate italiano sin gluten


La torta caprese es un típico postre napolitano, procedente como su nombre indica de la isla de Capri, un manjar de chocolate y almendras sin la adición de harina, crujiente por fuera pero húmeda y suave en su interior. La preparación de la torta de Capri es muy fácil, rápida y además, al no contener harina de trigo, es un dulce adecuado para las personas celíacas. Algunas personas presentan una reaccionan inmunológica ante la ingesta de gluten, una proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno. Con el tiempo, la reacción inmunológica al ingerir gluten genera una inflamación que daña el revestimiento del intestino delgado y produce complicaciones médicas. También dificulta la absorción de algunos nutrientes (malabsorción).

Ingredientes:

Almendra molida 200 g

Mantequilla y un poco más para engrasar 150 g

Chocolate negro mínimo 55% 200 g

Azúcar 100 g

Huevo 5

Azúcar glasé

Preparación:

Comenzaremos derritiendo en baño de maría el chocolate troceado junto con la mantequilla. Removemos para incorporar los dos ingredientes y reservamos. Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y engrasamos un molde desmontable de 24 cm con mantequilla.

En un bol unimos la almendra molida junto con la mitad del azúcar. Seguidamente en el vaso de una batidora o bien con unas varillas, montamos los huevos junto con el resto del azúcar hasta que estén muy espumosos y aireados. Entonces añadimos la almendra y el azúcar revolviendo suavemente con una espátula para que la mezcla no pierda volumen. Una vez incorporada vertemos poco a poco la mezcla de chocolate y mantequilla y lo unimos a la preparación anterior.

Horneamos durante cinco minutos a 200ºC y después bajamos la temperatura del horno a 160ºC y seguimos cociendo la torta durante treinta minutos más. Debe quedar el interior jugoso. Dejamos enfriar durante dos horas mínimo a temperatura ambiente. Espolvoreamos el azúcar glas por la superficie una vez fría.

Con esta torta caprese un pedacito de Italia se colará en nuestras meriendas, y es que este pastel es especialmente rico para degustar a media tarde acompañado de un buen café expreso, pero también para tener como postre comodín si tenemos algún invitado con intolerancia al gluten.

Fuente: Esther Clemente / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Crema fría de aguacate y pepino

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní