Post

Tortitas de calabacín al horno

Receta saludable


A los amantes del calabacín nos encanta disfrutarlo en todo su esplendor, con recetas tan sencillas como cocinándolo a la plancha, salteado o en un carpaccio crudo marinado. Pero también tiene detractores que no lo pueden ver ni en pintura, y no suele triunfar entre los más pequeños. En una crema se suele aceptar mejor, pero estas tortitas de calabacín al horno son otra alternativa para comer la hortaliza sin protestar.

Ingredientes:

Calabacín (pesado rallado, usar uno grande) 150 g

Huevo 1

Pan rallado (aproximadamente) 25 g

Queso parmesano 20 g

Diente de ajo 1

Hierbas provenzales al gusto (orégano, albahaca, perejil, tomillo...)

Tomate concentrado (opcional) 5 ml

Pimienta negra molida

Sal

Aceite de oliva virgen extra para engrasar

Preparación:

Lavar el calabacín, cortar una punta y rallar fino. Se puede pelar primero si preferimos evitar las motitas verdes de la piel, pero recomendamos no hacerlo. Poner en un colador, añadir una pizca de sal y remover. Presionar un poco y dejar escurriendo, al menos, 20 minutos.

Precalentar el horno a 200ºC y engrasar una bandeja o fuente grande, o forrar con papel antiadherente o de aluminio, engrasándolo con un poco de aceite de oliva. Volver a presionar el calabacín para sacar más agua, y secar con un paño limpio o papel de cocina.

Pesar ahora el calabacín para comprobar que tenemos, más o menos, la cantidad indicada, y mezclar con todos los demás ingredientes. Remover hasta tener una masa homogénea, húmeda pero que permita tomar porciones sin desmoronarse. Ajustar el pan rallado necesario o agregar un poco de maicena si fuera necesario.

Dividir en montoncitos en la bandeja, formando tortitas con ayuda de unas cucharas o usando las manos ligeramente engrasadas con aceite. Hornear durante unos 15 minutos, o hasta que estén doradas. Servir calientes o tibias. Se pueden congelar ya horneadas y recalentar en el horno.

Aunque jugosas por dentro, estas tortitas vegetales se disfrutarán mucho más mojándolas con alguna salsa. Combinan muy bien simplemente con tomate frito casero, pero triunfarán más con una tipo mexicana y su toque picante, o alguna más suave de yogur como el tzatziki griego o la raita india. De aperitivo o como primer plato, también podríamos servirlas como guarnición de carnes y pescados.

Fuente: Liliana Fuchs / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras