Post

Bizcocho de yogur

Receta básica más esponjosa


Para alegrar nuestros desayunos y meriendas, queremos enseñaros a preparar el bizcocho de yogur, un clásico básico para iniciarse en la repostería que sale siempre bien y que no requiere -como otras recetas de dulces y pasteles- medidas exactas y pesos precisos de los ingredientes, ya que todo se hace a partir de la medida de un envase de yogur.

Recordar las proporciones es muy sencillo porque son aceite, azúcar y harina, -ordenadas alfabéticamente- llevan la proporción de 1, 2 y 3, es decir, una medida de aceite, dos medidas de azúcar y tres medidas de harina. Con esos sencillos ingredientes, un yogur natural o de limón, un poco de levadura o impulsor y tres huevos, tenemos todo lo necesario para hacer un bizcocho que siempre sale bien.

Este bizcocho de por sí ya es un dulce delicioso ideal para los desayunos y meriendas, pero también nos puede servir como base para otras recetas, como tortas de fresa, tortas rellenas de crema o para hacer un bizcocho de chocolate, añadiendo simplemente media medida de yogur de cacao en polvo a los ingredientes de este bizcocho de yogur.

Ingredientes:

1 Yogur natural (puede ser también un yogur de sabor limón)

Aceite de girasol la medida del yogur

Azúcar dos veces la medida del yogur

Harina de repostería tres veces la medida del yogur

3 Huevos

Levadura química medio sobre (tipo Royal o similar)

Ralladura de limón opcional

Mantequilla para untar el molde

Preparación:

Nada es más fácil que esta receta de bizcocho de yogur, siempre que se acuerden de las medidas 1, 2, y 3, aplicadas a los ingredientes ordenados alfabéticamente. En un bol ponemos el contenido de un vasito de yogur y añadimos tres huevos, una medida de aceite de girasol y dos medidas de azúcar. Batimos bien.

Por otro lado, mezclamos la harina con la levadura y removemos para que se distribuya de modo homogéneo. Ayudados de las varillas, vamos incorporando poco a poco la harina sobre el bol con el resto de ingredientes, dejando que se forme una masa mientras batimos y añadimos la harina según se va incorporando. Si quieres que nuestro bizcocho tenga más sabor cítrico, puedes añadir la ralladura de un limón.

Entre tanto, habremos precalentado el horno a 180ºC durante unos diez minutos y habremos untado con mantequilla un molde de bizcocho. Ya solo falta volcar la masa en nuestro molde y dejar que se hornee sin abrir la puerta del horno durante 35 minutos. Es importante no abrir para que no baje la temperatura en el interior del horno y no caiga nuestro bizcocho.

Transcurridos 30 minutos podemos abrir rápidamente y verificar el punto de cocción metiendo una brocheta de madera en la masa para comprobar si sale limpia o sucia. En el primer caso, nuestro bizcocho estará listo. Si sale algo sucia, esperamos otros cinco minutos y después apagamos el horno.

Este bizcocho de yogur está riquísimo así sin necesidad de nada más, aunque también está muy rico si lo acompañamos de una mermelada casera o si lo abrimos por la mitad y lo rellenamos de crema pastelera o nata montada. Para tomar con el bizcocho de yogur, va muy bien un vaso de leche fría, un café con leche o un té helado o cualquier infusión de nuestro gusto.

Fuente: Pakus / Directo al Paladar

https://www.directoalpaladar.com/postres/bizcocho-yogur-clasico-basico-para-iniciarse-reposteria

 


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras