Post

Pan de pita casero

Receta típica de Oriente Medio


El pan de pita es un pan plano típico de la cocina de Oriente Medio que se caracteriza por su interior hueco, lo que lo hace ideal para rellenar de falafel, verduras asadas, tiras de carne breaseadas o lo que se te pueda ocurrir, pues acepta infinidad de rellenos. Seguro que lo conoces de sobra, pero quizás no sepas lo mega fácil que es de preparar y, por ello, nunca te lo has propuesto hacerlo en casa.

Pues bien, les adelanto que está muy bueno y que una vez que lo pruebes el pan de pita casero no lo volverás a comprar en el supermercado o en los sitios de ventas. Y es que los pan de pita industrializado les va a resultar seco e insípido, porque el sabor y la textura del casero son inigualables. Entonces, no esperes más, manos a la cocina.

Ingredientes:

Harina de trigo de todo uso 280 g

Harina integral 70 g

Agua 230 g

Azúcar 10 g

Sal 5 g

Levadura fresca de panadería 5 g

Preparación:

En un recipiente hondo y amplio introducimos el agua, mejor si está tibia, junto con la levadura fresca desmenuzada, la harina integral, el azúcar y la sal. Mezclamos bien antes de incorporar la harina de trigo de todo uso.

Removemos dentro del recipiente hasta que no podamos más (según se unan los ingredientes se hará complicado), entonces pasamos al mesón y amasamos durante 10 minutos. También podemos usar un robot o amasadora si lo preferimos.

El resultado será una masa elástica, homogénea y ligeramente pegajosa, pero muy manejable. Si este no fuera el caso, podemos añadir un poco más de harina y seguir amasando hasta conseguir la textura mencionada. Tapamos la masa con un paño y dejamos reposar durante una hora.

Transcurrido el tiempo de reposo la masa habrá crecido ligeramente. La dividimos en seis porciones de igual peso y boleamos cada una de ellas. Espolvoreamos un poco de harina sobre la superficie de trabajo y estiramos cada porción con un rodillo, formando un disco. Los colocamos sobre papel de horno.

Cubrimos los discos con el paño y dejamos reposar durante 30 minutos. Mientras tanto encendemos el horno al máximo, con calor arriba y abajo, y dejamos en su interior una de sus bandejas. Es muy importante que el horno esté muy caliente, el nuestro estaba a 280 ºC.

Horneamos los panes de dos en dos, con sus respectivos papeles de horno, sobre la bandeja caliente durante cinco minutos (2-3 minutos más si nuestro horno alcanza menos temperatura). Los panes se llenan de aire caliente y se hinchan. Cuando los saquemos, para que se mantengan maleables, los envolvemos (en caliente) en un paño hasta el momento de consumir.

El pan de pita es una buena elección para dipear en hummus, tzatziki o baba ganoush. También se puede rellenar y consumir como si de un bocadillo se tratara, con falafel, verduras asadas, queso y jamón, sobras de estofados y mucho más. En nuestra imaginación estará el límite.

Fuente: Carmen Tía Alia / Directo al Paladar


carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

LA AREPA VENEZOLANA

Gastronomia

Ensalada César venezolana

Gastronomia

Día Mundial de la Arepa

Gastronomia

Donas Caseras