Post

Lomo de cerdo al estilo filipino

Receta deliciosa


Una de lo que más me gusta de las Islas Filipinas es su gastronomía. Pero no la de los hoteles y los lugares turísticos, sino la clásica comida callejera popular. Una de las recetas que siempre he tenido presente para preparar es el adobo de cerdo al estilo filipino que he tratado de imitar en casa, hasta conseguir un resultado delicioso.

Para elaborar esta receta puedes hacerla con solomo o solomillo de cerdo o con tacos de carne magra del lomo, cortes muy económicos, ya que lo fundamental aquí es el adobo al que vamos a agregar la carne, que posteriormente cocinaremos en un caldero o cazuela de hierro, para dorar o sellar bien la superficie, dejando el interior bien jugoso.  

La carne magra es un alimento muy beneficioso para la salud, que debe ser parte esencial de nuestra dieta. Procede, casi en su totalidad, de fibras musculares. Normalmente se considera que una carne es magra cuando posee menos de 10 gramos de grasa por cada 100 gramos de peso.

Las carnes magras son aquellas cuyo contenido está por debajo del 10 % de la grasa total. La composición de los cortes magros de cerdo como el lomo, el solomillo o la pierna se sitúan habitualmente por debajo del 5 % de la grasa total

Una vez terminada la elaboración de esta deliciosa, puedes servir este adobo colocando los trozos en una fuente sobre su guarnición y dejarlo en el centro de la mesa para que cada uno se sirva a su gusto, o si lo prefieres, también puedes ensartar los trozos de lomo en varias brochetas, que estarían estupendas.

Ingredientes:

800 g Carne magra o magros de cerdo

100 ml Salsa de soja

100 ml Vinagre o mirin

Sal y pimienta al gusto

2 Diente de ajo  

4 Laurel  

Arroz basmati para guarnición

1 Cebolla  

Piña natural o en su jugo, dos rodajas




Preparación:

Comenzamos cortando la carne del cerdo de lomo en tacos, picando la parte blanca de la cebolla en trozos y laminando los dientes de ajo. Ponemos todo en un bol y añadimos salsa de soja y vinagre de arroz, aproximadamente 100 ml de cada uno. Incorporamos 4 hojas de laurel y dejamos que la carne se marine en ese adobo durante unas horas. Puedes hacerlo por la noche para cocinarlo al día siguiente si quieres, tomara un mejor sabor.

En una caldero o cacerola que aguante bien las altas temperaturas, ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra y doramos la carne, sin echar el resto de ingredientes de la marinada o adobo. Cocinamos durante diez minutos, removiendo para que la carne se selle o tueste por todas las caras.

Incorporamos la cebolla y los líquidos en los que estuvo la carne y dejamos que el conjunto se cocine durante 50 minutos aproximadamente. Si fuera necesario podemos añadir un poco de agua o caldo. El objetivo es que la carne se vaya dorando y sellando, tomando todo el sabor mientras se carameliza el exterior.

Probamos y rectificamos de sal y pimienta si es el caso, vamos preparando las guarniciones mientras se termina de cocinar la carne, y se queda sin apenas salsa, para así poder llevar el adobo filipino a la mesa bien caliente y disfrutarlo con todos sus elementos.

Para acompañar esta deliciosa y jugosa carne de cerdo, lo mejor es cocinar un poco de arroz basmati o jazmín como guarnición, que funciona estupendamente con el adobo de cerdo filipino y completar el menú a la perfección. Para dar frescor y contraste, te recomendamos acompañarlo con unas rodajas de piña a la parrilla, también tienes la opción de cortarla en trozos y mezclarlo con el adobo.  

Fuente: Pakus / Directo al Paladar

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Paella de verduras

Gastronomia

Zanahorias y rabanitos al horno

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní