Post

Zanahorias y rabanitos al horno

Receta saludable


Las verduras aportan vitaminas y minerales específicos. Junto a las frutas, son los alimentos que más agua proporcionan al cuerpo. Poseen un alto contenido en fibra. Contienen antioxidantes, los que te protegen frente a ciertas enfermedades cardiovasculares y relacionadas con la degeneración del sistema nervioso.

Las células madre de la zanahoria son ricas en betacaroteno, también llamado provitamina A, que en el organismo se transforma en retinol o Vitamina A. Estos compuestos reparan las células dañadas por los efectos ambientales, y así fortalecen y revitalizan las uñas y el pelo.

Ahora bien, los rábanos poseen muchas propiedades beneficiosas, y una de las que más destaca es la de proteger nuestro sistema hepático, gracias a los glucosinolatos (los componentes azufrados de este vegetal). Los rábanos aportan pocas calorías y muchos nutrientes, lo que los convierten en una opción muy saludable para incorporarlos en nuestras recetas, por todo ello la OMS recomienda su consumo.

Me encantan los vegetales que se pueden comer de mil maneras, incluso crudos o en postres y si además, nos aporta beneficio a nuestro organismo mucho mejor. La zanahoria es uno de ellos, como lo mencionamos arriba y en mi caso particular me gusta aprovechar los ejemplares más pequeños para asarlos enteros en alguna guarnición o cena ligera. Esta receta de zanahorias y rabanitos glaseados al horno es perfecta para completar cualquier menú o preparar con antelación.

Inspirada por la receta de Closet Cooking improvisé un poco la mezcla del glaseado, por lo que pueden modificarla al gusto sin ningún problema. Si les apasiona de verdad la mostaza y tienes en casa, les recomiendo usar la variedad a la antigua, o alguna con un punto picante.

Ingredientes:

Zanahoria nueva de pequeño tamaño 300 g

Rabanitos 8

Mostaza de Dijon 15 ml

Vinagre de manzana 2.5 ml

Vinagre de Módena o Jerez 2 ml

Salsa Worcestershire o salsa inglesa 2.5 ml

Zumo de limón 2 ml

Mermelada de naranja amarga o melocotón 25 ml

Aceite de oliva virgen extra 15 ml

Semillas de mostaza (opcional) 5 g

Pimienta negra molida

Sal

Perejil fresco




Preparación:

Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja o fuente, engrasándola o cubriéndola con papel sulfurizado o de aluminio. Lavar bien las zanahorias, cortar los tallos dejando un par de centímetros y pelar ligeramente. Lavar los rabanitos y cortarlos por la mitad o en cuartos.

Mezclar todos los demás ingredientes en un cuenco, salvo el perejil. Colocar los vegetales en una bandeja y añadir la salsa de mostaza, reservando una parte. Mezclar bien. Hornear durante unos 20-30 minutos, removiendo a mitad de la cocción. Vigilar que los rabanitos no se quemen; sacarlos antes si hiciera falta.

A mí me gusta que queden ligeramente crujientes por dentro, pero el tiempo final del horneado de las zanahorias dependerá de su tamaño y del gusto de cada uno. Volver a pintar con el resto de la salsa reservada justo al salir del horno. Añadir perejil fresco picado.

Como comentaba al principio, las zanahorias y rabanitos glaseados al horno son un plato de guarnición muy versátil para servir acompañando carnes o pescados. También podemos tomar este plato como parte de un menú ligero con huevo escalfado o cocido, perfecto para una cena sencilla.

Fuente: Liliana Fuchs / Directo al Paladar

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Pan integral en microondas

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras