Post

Guiso de berenjena

Receta saludable


Desde el punto de vista de la horticultura, se entiende como verdura a cualquier parte verde de las hortalizas. La lechuga, las acelgas, las espinacas, el apio… son ejemplos de verduras. ... Por su parte, las zanahorias, cebollas, berenjenas, pimientos, calabazas, calabacines, rábanos, son claros ejemplos de hortaliza.

Las berenjenas son ricas en fibra y antioxidantes. Una porción de berenjena puede proporcionar al menos el 5% de las necesidades diarias de fibra, cobre, manganeso, vitamina B-6 y tiamina que requiere una persona. También contiene otras vitaminas y minerales.

Ya sabemos que las berenjenas ofrecen mucho juego a la hora de preparar salsas, cremas y dips para mojar; esta propuesta con aires rusos casi podríamos clasificarlo dentro de las variantes de pisto. Tiene un ingrediente que le da un toque muy particular: las semillas de cilantro o coriandro en grano, crujientes y aromáticas, con matices ácidos que ensalzan la base de hortalizas.

La autora reivindica los sabores de la cocina de Europa del este con platos como el que comparte, una típica guarnición o acompañamiento vegetal para compartir en un menú más completo. Aunque las semillas de cilantro no son tan típicas en la cocina rusa, parece ser el toque secreto de su madre que enriquece mucho más los profundos sabores de la receta. Yo la he adaptado un poco a mi gusto, pues no tiene más complicación que la paciencia para no realizar de prisa su cocción.

Ingredientes:

1 Cebolla

1 Pimiento rojo mediano  

3 Diente de ajo  

3 Berenjenas grandes  

125 ml Tomate triturado

15 ml Tomate concentrado

Caldo de verduras o agua

1 Cilantro en grano cucharada (opcional)  

Cilantro fresco o perejil

Eneldo fresco (opcional)

Aceite de oliva virgen extra

Pimienta negra molida

Sal




Preparación:

Lavamos y secamos bien las berenjenas, el pimiento y las hierbas frescas. Picamos la cebolla en piezas pequeñas, picamos también los dientes de ajo muy finos y machacamos el cilantro en grano en un mortero, dejando trocitos más enteros. Cortamos el pimiento en cuadrados y las berenjenas en cubos no muy grandes.

Calentamos dos cucharadas de aceite en una sartén o cazuela amplia y sofreímos la cebolla con una pizca de sal hasta que esté transparente, durante unos 5-8 minutos sin prisas. Añadimos el pimiento y el ajo, y cocinamos unos 10 minutos. Incorporamos el cilantro y removemos durante un par de minutos.

Agregamos la berenjena, salpimentamos ligeramente y removemos a fuego vivo para que empiece a coger color. Añadimos el tomate triturado, el tomate concentrado y un poco de agua o caldo -muy poco-. Removemos, llevamos a ebullición, bajamos el fuego y dejamos cocinar lentamente durante unos 60-70 minutos.

Removemos de vez en cuando y añadimos algo más de líquido según lo vaya necesitando. Tiene que quedar una consistencia melosa, pero no aguada. Vigilamos que no se pegue al fondo. Al final de la cocción agregamos un puñado de perejil o cilantro picado. Ajustar el punto de sal y servimos con eneldo fresco (opcional).

Este delicioso guiso ruso de berenjena podemos comerlo como entrante, guarnición o como parte de un menú a base de picoteo. Está muy bueno tanto caliente como más templado o incluso enfriado en la nevera -procurando no servirlo muy helado-, ya reposado, untado en un poco de pan. Con unos huevos o garbanzos cocidos tendríamos un plato sencillo y bien completo.

Fuente:

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Bolitas dulces de zanahoria

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní