Post

Smoothie de piña, mango y agua de coco

Receta refrescante para combatir el calor


Antes de entrar a la receta hablemos de los beneficos que nos aporta las frutas que conforman  este Smoothie, como la piña, según los expertos reduce la presión arterial gracias a su contenido de sodio y potasio. Esta fruta también funciona como un diurético natural que contribuye a eliminar toxinas y líquidos del cuerpo, así como ayuda a reducir el volumen corporal, ideal para quienes quieren bajar de peso.

En el caso del mango, tenemos que contiene vitamina A, específicamente betacarotenos y vitamina C. Estas vitaminas actúan en conjunto con otras sustancias y le confieren al mango un papel antioxidante importante, protegiendo así a las células del envejecimiento y diferentes enfermedades.

Asimismo, el agua de coco se utiliza comúnmente como bebida y como solución para el tratamiento de la deshidratación relacionada con la diarrea o el ejercicio. También se consume para la presión arterial alta y para mejorar el rendimiento físico.

Hace años que la palabra smoothie entró a formar parte de nuestro vocabulario gastronómico y ya no arrugamos la frente cuando la escuchamos. Estos batidos de frutas, combinados con todo tipo de leches, aguas o yogures, se han convertido en una de las bebidas más solicitadas y populares de la actualidad. Son sencillísimos de elaborar y muy sanos, por lo que recomiendo que los incorpores en tu dieta. Si anteriormente no han preparado un smoothie, les invito a comenzar con este de piña, mango y agua de coco que les encantara.

Para tenerlo listo, no necesitamos más que un buen cuchillo y una batidora potente. El resto es demasiado sencillo de preparar y, en cuestión de menos de 15 minutos, tendremos un refrescante smoothie de piña, mango y agua de coco con el que combatir el calor en nuestro de nuestro día. Es una estupenda manera de conseguir que los más reacios al consumo de fruta se la disfruten sin rechistar... ¡y terminen relamiéndose!

Ingredientes:

1 Piña natural  

1 Mango  

1 Naranja  

250 ml Agua de coco

10 g Jengibre fresco

40 g Miel

200 g Hielo



Preparación:

La elaboración de este smoothie es muy sencilla, como he mencionado antes. No obstante, es importante contar con un buen cuchillo para que la única tarea requerida por nuestra parte, la de pelar y trocear todas las frutas, sea lo menos costosa posible.

Comenzamos por la piña y, para ello, retiramos las hojas de la parte superior. Le damos la vuelta y retiramos, de igual manera, la parte inferior. Colocamos la piña en vertical, sobre la tabla de corte, y cortamos la corteza en tiras de arriba a abajo. Con mucho cuidado de sujetar bien la piña para que no resbale y terminemos cortándonos.

Una vez retirada la piel o corteza de la piña, retiramos y desechamos el corazón. Esta parte es dura y hebrosa y, aunque no tiene mal sabor, nos arruinaría el smoothie por las hebras que dejaría después de pasar por la batidora. Cortamos la piña en trozos y la colocamos en el vaso de la batidora o licuadora.


A continuación, pelamos el mango y retiramos la carne del hueso interior. Cuidado también con el cuchillo, el mango es muy escurridizo y resbala con facilidad, aunque su carne es blanda y se corta sin dificultad. Rebañamos todo lo que podemos del mango para aprovechar su carne al máximo. Desechamos el hueso e introducimos los trozos de mango en el vaso de la batidora, junto con la piña.

Pelamos la naranja, sin dejar restos de piel blanca para que no nos amargue el smoothie y la cortamos en dos. Pelamos el jengibre y lo troceamos. Agregamos la naranja y el jengibre vaso de la batidora junto con la miel y el agua de coco. Trituramos hasta que no se noten trozos de fruta y hayamos obtenido una consistencia cremosa. Retiramos del vaso.

Por último, incorporamos los hielos al vaso de la batidora y los trituramos hasta obtener un granizado. Agregamos el batido de fruta al vaso nuevamente, batimos para mezclar bien y ya tenemos nuestro smoothie listo. Ajustamos el punto de espesor al gusto, agregando más agua de coco si lo consideramos necesario.

Este smoothie de piña, mango y agua de coco es la merienda ideal de una tarde de calor, perfecto para quienes son un tanto perezosos a la hora de consumir fruta. También se puede consumir después de una sesión de ejercicio y, con él, podemos rehidratar nuestro cuerpo y aportarle una buena dosis de vitaminas y otros nutrientes.

Fuente:

https://www.directoalpaladar.com/recetario/smoothie-de-pina-mango-y-agua-de-coco-receta

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Bolitas dulces de zanahoria

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní