Post

Ravioli de calabacín con crema de zanahoria

Receta saludable


El calabacín es un elemento básico de nuestra cocina, siendo una hortaliza ligera y suave con múltiples cualidades saludables de la que se come su fruto y sus flores. Tanto si los cultivas en el huerto como si los consigues en el mercado o simplemente aprovechas que están de oferta de temporada, es fácil acabar nadando en calabacines y preguntarse qué hacer con ellos. Por suerte, son increíblemente versátiles.

El calabacín es un alimento ideal debido a su bajo contenido calórico: 100 gramos de calabacín apenas tienen 20 calorías. Casi no contiene grasa, pero sí está repleto agua, fibra y minerales: calcio, potasio, sodio, fósforo y vitaminas B6, A, C.

Con calabacín podemos realizar gazpachos, cremas de vegetales frías y calientes, sopas, pistos o guisos, risottos, brochetas y parrilladas de vegetales, pan de calabacín, ratatouille, salsas cremosas y muchísimos más platos...

De manera que, la receta de hoy es una manera deliciosa de consumirlos y es en forma de ravioli vegetal cuyo relleno podrás adaptar con los ingredientes que más te gusten. Aunque, en esta oportunidad se han preparado con una mezcla de quesos, quedan espectaculares con un relleno cremoso a base de anacardos, cremas de legumbre tipo hummus, arroz u otros vegetales asados.



Ingredientes:

1 Calabacín de buen tamaño

200 gramos Ricota

150 gramos Queso cremoso

½ taza Nueces peladas y troceadas

La ralladura fina de ½ limón

2 Dientes de ajo cocidos

Sal

Pimienta negra recién molida

1 cucharada Aceite de oliva virgen extra

Crema:

Ajo porro o chalotas

2 Zanahorias grandes

3 Pimienta negra (al gusto)

2 cucharadas Aceite de oliva

2 Tazas de caldo vegetal

2 Dientes de ajo

½ cucharadita Sal


Preparación:

Utilizando una mandolina, cortamos el calabacín en láminas finas y las colocamos unas al lado de la otra en papel absorbente. Añadimos una pizca de sal. Dejamos sudar durante 5-15 minutos, limpiándolos con otro papel absorbente al terminar el proceso.

En un bol combinamos la ricota con el queso cremoso, la ralladura de limón, las nueces picadas, una pizca de sal, pimienta negra al gusto. Removemos suavemente hasta que las nueces y el limón estén repartidos uniformemente. Refrigeramos mientras preparamos la crema de zanahoria.

Calentamos en una olla o sartén el aceite y doramos a fuego medio el ajo, el ajo porro o la chalota picada finamente y cuando comiencen a ablandarse añadimos las zanahorias peladas y troceadas, dejar que se ablanden durante unos 10 minutos, momento en el cual añadiremos el caldo y dejaremos que termine de cocinarse. Una vez transcurrido este tiempo, salpimentamos y trituramos con la batidora o licuadora. Reservamos.

Tomamos cuatro láminas de calabacín y la colocamos de dos en dos formando una cruz. Rellanamos con una cucharada grande de la mezcla de quesos, envolvemos la mezcla con el calabacín formando un paquete. Colocamos una cucharada de aceite de oliva sobre una sartén a fuego alto y doramos durante unos segundos nada más cada ravioli por ambos lados. Repetimos la operación con el resto de los calabacines y la ricotta con nueces. Servimos los raviolis de calabacín sobre la crema de zanahoria y... ¡disfrutar!

Fuente:

https://www.abc.es/bienestar/alimentacion/recetas-saludables/abci-ravioli-calabacin-crema-zanahoria-delicia-veraniega-202108120214_noticia.html

 

carabobo.net

carabobo.net

Tambien podes mirar

Gastronomia

Bolitas dulces de zanahoria

Gastronomia

Bizcocho de limón y moras

Gastronomia

Coliflor y papas con aceite de ajo

Gastronomia

Ponquesitos de avena y mantequilla de maní